Síndrome de los “veintitantos”

Ultimamente no tengo mucho tiempo, ya se sabe que el final de curso es una época complicada para los estudiantes, y más aún si además de ser final de curso es final de carrera. Así que he descuidado un poco el blog, pero hoy he leido este texto que os copio, me ha gustado y me he sentido identificada, así que he pensado que podía ser una buena entrada. Espero que os guste.

SÍNDROME DE LOS VEINTITANTOS

Le llaman la “crisis del primer cuarto de vida”.
Te empiezas a dar cuenta que tu círculo de amigos es más pequeño que hace unos años atrás.
Te das cuenta de que cada vez es más difícil ver a tus amigos y coordinar horarios por diferentes cuestiones: trabajo, estudios, etc…
Y cada vez disfrutas más de esa cervecita que sirve como excusa para conversar un rato.
Las multitudes ya no son “tan divertidas”… incluso a veces te incomodan.
Y extrañas la comodidad del colegio, de los grupos, de sociabilizar con la misma
gente de forma constante.

Imagen

Pero te empiezas a dar cuenta que mientras algunos son verdaderos amigos otros no eran tan especiales después de todo. Entendiste que la amistad después de todo no se basa en el tiempo, sino en la calidad de la personas que tienes a tu lado.
Te empiezas a dar cuenta de que algunas personas son egoístas y que, a lo mejor, esos amigos que creías cercanos o que los conservas desde hace mucho tiempo, no son exactamente las mejores personas que has conocido y que hay más gente que te rodea, a quienes le debes poner mayor atención y verás quienes resultan ser amigos de los más importantes para ti.
Ríes con más ganas, pero lloras con menos lágrimas, y con más dolor.
Entendiste que el tiempo no sana las heridas, sino que alarga las agonías.
Aprendiste que las peleas son distintas a las discusiones y que las discusiones surgen en base al cariño y engrandecen las relaciones.

ImagenEntendiste que los tiempos no existen y que las desiciones hay que tomarlas alguna vez en la vida.
Aprendiste que alguien más que tú puede tener la razón, y que con los sentimientos ajenos no se juega.
Aprendiste que las parejas van y vienen, y que hay gente que queda y que siempre estará.
Aprendiste a escuchar y a valorar los pequeños detalles del resto, que marcan la diferencia entre las multitudes.
Aprendiste que la calidez de palabras, los oidos atentos, las palabras sinceras y una incondicional lealtad, no te la da nadie más que un verdadero amigo.
Aprendiste que la confianza es algo que se siembra, se riega, se cultiva y se cosecha, que hay que ganásela y saber mantenerla.
Que es para una persona especial, que no es para todos, y que lamentablemente no se regala y cuando se pierde es imposible recuperarla.
Te rompen el corazón y te preguntas cómo esa persona que significaba tanto te pudo hacer tanto mal.
O quizás te acuestes por las noches y te preguntes por qué no puedes conocer a una persona lo suficientemente interesante como para querer conocerla mejor.

Imagen

Los ligues y las citas de una noche te empiezan a parecer baratos, y emborracharte y actuar como un idiota empieza a parecerte verdaderamente estúpido.
Salir tres veces por fin de semana resulta agotador y significa mucho dinero para tu pequeña billetera.
Tratas día a día de empezar a entenderte a ti mismo, sobre lo que quieres y lo que no.
Tus opiniones se vuelven más fuertes.
Ves lo que los demás están haciendo y te encuentras a ti mismo juzgando un poco más de lo usual porque de repente tienes ciertos lazos en tu vida y adicionas cosas a tu lista de lo que es aceptable y de lo que no lo es.
A veces te sientes genial e invencible, y otras… con miedo, solo y confundido.
De repente tratas de aferrarte al pasado, pero te das cuenta de que el pasado cada vez se aleja más y que no hay otra opción que seguir avanzando y de saber conservar bien el presente porque será tu unica compañía en el
futuro.

Imagen
Lo que puede que no te des cuenta es que todos los que estamos leyendo esto nos identificamos con ello.
Todos nosotros tenemos “veintitantos” y nos gustaría volver a los 15 -16 algunas veces, pero sabemos que hay gente que ha aparecido en nuestro camino durante estos ultimos años que son únicos.
Parece ser un lugar inestable, un camino en tránsito, un desbarajuste en la cabeza… pero TODOS dicen que es la mejor época de nuestras vidas y no tenemos que desaprovecharla por culpa de nuestros miedos…
Dicen que estos tiempos son los cimientos de nuestro futuro, que las amistades universitarias son las verdaderas y que estamos entrando a la realidad de nuestras vidas.
Parece que fue ayer que teníamos 16… ¿¡Entonces mañana tendremos 30!? ¿¿¿¡¡¡Así de rápido!!!???
Hagamos valer nuestro tiempo…que no se nos pase!
“La vida no se mide por las veces que respiras, sino por aquellos momentos que te dejan sin aliento”…

-A.

Dublín

Creo que Dublín es una ciudad a la que se la subestima bastante. Yo misma lo hice cuando me dijeron que me tenía que ir a vivir dos años ahí. Pero, ahora que acaba mi estancia en ella, recomiendo a cualquiera que se vaya a vivir una temporada a Dublín. Tiene una mezcla entre capital pequeña pero cosmopolita que la hace única. Me encantan su río y canales y mezcla de puentes antiguos y modernos. Me encantan sus parques tan cuidados con tantas flores (se nota lo que llueve aquí). Me encanta su gente, muy honrada y dispuesta a ayudarte con lo que sea. Me encantan sus pubs y la música en directo (al principio no te sabes sus canciones típicas pero al final con un par de Guinness acabas cantando como un irlandés más). Me encantan ver las pintas de las chicas irlandesas (chándal y botas durante el día, mucha laca y pestañas postizas de noche). La cosa es proponérselo, dar muchos paseos e ir a muchas cafeterías y restaurantes.

Orgullosa digo que Dublín me ha encantado y de una forma u otra es parte de mí. Os dejo una lista de los mejores sitios que hay en la capital que no sean turísticos:

1)   Metro Café: lo mejor de este sitio sus tazas de café tan grandes y sus croissants con jamón, queso y salsa de la casa. Además es de los pocos sitios en Dublín con una buena terraza para cuando sale el sol.

Imagen

Imagen

2)   Temple Bar Food Market y la zona de Temple Bar: la zona de Temple Bar tiene un montón de tiendas y cafeterías estupendas para visitar pero lo que más recomiendo es el food market. Es al aire libre y cuando llueve tienen unas estructuras que lo cubren entero. Los puestos son de todo tipo: crepes, ostras, mejicano, vegetariano, smoothies y más.

Imagen

Imagen

3)   The Pig’s Ear: mi restaurante favorito de Dublín, está recomendado por Michelin y es un éxito asegurado. Hay que reservar. Tiene platos tradicionales irlandeses pero también muchos muy auténticos.

Imagen

Imagen

4)   The Queen of Tarts: como bien dice su nombre, es una cafetería especializada en tartas. Mi favorita: carrot cake. También recomiendo Apple Crumble para el que le guste la manzana hecha al horno.

Imagen

Imagen

5)   Irish Film Institute: si os gustan las películas poco comerciales, es el sitio a donde ir. Pero a mí lo que más me gusta es que por dentro es un edificio bastante original y tiene un Óscar expuesto en una vitrina, aunque confieso que me di cuenta de ese pequeño detalle después de haber ido bastantes veces.

Imagen

Imagen

6)   Bóbó’s: el mejor sitio de hamburguesas que puedes encontrar en esta ciudad. Aparte de tener las más típicas tiene mucha innovadoras. La que tiene piña es la más recomendable.

Imagen

Imagen

7)   Le Petit Parisien: una cafetería francesa en pleno centro. Muy acogedora. Me han dicho que su brunch merece mucho la pena.

Imagen

Imagen

8)   Campo de criquet del Trinity: todo el mundo va a visitar la universidad famosa del centro: Trinity. Pero lo que nadie sabe es que, adentrándose un poco más en el conjunto de edificios, se llega a una explanada de césped enorme (normalmente se utiliza para jugar al criquet) que en verano abren una terraza y está todo el mundo tomando cervezas al fresco. Se llena de estudiantes y hay muy buen ambiente.

Imagen

9)   Café en Seine: Genial para tomarse una copa o una buena cerveza e incluso cenar, de los mejores sitios de Dublín.

Imagen

Imagen

10) Phoenix Park: es el parque más grande de Europa y se encuentra en Dublín. No está demasiado lejos del centro y merece la pena. Se pueden alquilar bicis nada más entrar y dar un agradable paseo. Lo más divertido de este parque es intentar encontrar las manadas de ciervos que hay sueltas.

Imagen

Imagen

Si os aprendéis esta canción antes de ir, la experiencia será de lo más auténtica (no hacen otra cosa que tocarla en los pubs).

-Z.

Dolor de pies.

Después de  una estupenda feria de Sevilla, mi cuerpo se resiente… Empiezo a pensar que me estoy haciendo vieja y ya no aguanto como antes, tres días seguidos acostándome a las 8 de la mañana y despertándome a la hora de comer para irme otra vez a la feria me han dejado sin fuerzas, sin voz y sobre todo con un increíble dolor de pies.

Imagen

Este año estrenaba zapatos, y a pesar de las mil veces que me han dicho que no se deben de estrenar zapatos en eventos especiales no hice caso, me compré unas cuñas ideales en zara e iba contentísima con ellas hasta que a la hora de llevarlas puestas me empezaron a doler.

El dolor de pies que producen los tacones es algo que los hombres no comprenden, pero que sin duda nos une a las féminas. Tres días sin parar de bailar con unos tacones nuevos han hecho que hoy, día de resaca esté sufriendo más por los pies que por la cabeza, así que aquí os dejo algunos remedios, espero que os sirva a alguna, yo sin duda los voy a poner en práctica.

Para prevenir el dolor, recomiendo usar almohadillas anti-deslizantes en tus zapatos. Estas plantillas de gelatina se colocan dentro de los zapatos cerrados y sandalias para que el pie no se deslice, la gelatina también sirve de amortiguador cuando pisas, es por esto último por lo que a mi me reduce o me quita el dolor de pies. Lástima que se me olvidasen y no me las llevara a la feria, pero sirven.

Imagen

Una amiga mía se suele poner crema anestésica Emla, dice que quita el dolor de pies muchísimo, aunque lo malo es que no dura toda la noche, pero bueno yo creo que para la próxima probaré esta opción.

Si te duelen los pies y tienes que usar varios días seguidos los tacones, es bueno hacer ejercicios para revitalizar los pies. Recomiendan rodar con la planta de los pies una pelota de tenis, o de golf o una lata de refresco.

Imagen

Además de esto, es bueno lavarse los pies cuando llegas a casa, y mejorará el efecto si le hervís agua, le añadís menta y cuando esté tibia introducís los pies, y los laváis dando un masaje, una vez os los hayáis lavado y secado, un buen masaje con crema hidratante hará que al día siguiente los pies estén mucho mejor.

Imagen

Espero que os sirvan mis consejos, y si alguna tiene algún truco para aliviar el dolor de pies por favor lo comparta con nosotras.

Y si todo esto no os hace efecto, hacerle caso al anuncio de Ron Barceló

ronbarcelosilostacones1

– A.

Por nosotras.

Imagen

Aquí sentada en la biblioteca cualquier excusa es buena para no ponerse a trabajar. Es impresionante la capacidad que tiene el ser humano de hacer cualquier tontería con tal de no hacer algo que no le apetece ni lo más mínimo. Llevo mirando las nubes pasar unos minutos ya. Con eso lo digo todo.

Ya se acerca la peor época del año para cualquier estudiante: los exámenes finales. Todos intentamos retrasar lo máximo posible el encerramiento como alma huyendo del diablo. El moreno del flexo no es nada sexy. Creo que a todos nos entran ganas de hacer esto cuando ya llega el día:

Imagen

No me apetece padecer esas horas interminables que en vez de ocho parecen veinte ni voy a coger con ganas los chupitos de cafeína.

En todo esto estaba pensando yo cuando una amiga me ha llamado y ha dicho “¿Has visto el nuevo vídeo de Dove?”. Yo rápidamente lo he buscado en Youtube, pensando “Qué bien, una excusa para no trabajar, unos minutillos más de gloria”.

Y de verdad que me ha parecido impresionante, el mejor hasta ahora, de los que se te ponen los pelos de punta. Este es para todas con las que estéis ahora con la autoestima un poco baja, que seguro que cuando acabe el vídeo tendréis una sonrisa, pensando “¡qué razón tiene!”.

You really are more beautiful than you think.

-Z.

Esta es para vosotros, chicos.

Mis padres se conocieron con veintidós años en una fiesta. Jamás he entendido cómo pudo surgir eso. No me refiero a su matrimonio (no os creáis, doy gracias por mi existencia) sino por el hecho de que hablaron por primera vez en ese ambiente. Mi padre debió de ser espectacular porque, después de desgraciadamente demasiadas experiencias hostiles, es imposible conocer a un hombre decente de fiesta por el simple hecho de que todos se vuelven indecentes. Hacen cosas raras. Así que lanzo una exclusiva a los hombres del mundo titulada “cosas que NO debéis de hacer de fiesta y que muy a nuestro pesar hacéis en cuanto tenéis la más mínima oportunidad”. Ahí va:

1)   Beber ingentes cantidades de alcohol. Esa es la raíz de vuestro mal, de este punto derivan todos los demás. No digo no tomar ni una gotita de alcohol pero si pido moderación. El problema es que os tomáis diez copas y evolucionáis al nivel triple D: depredadores despeinados que huelen a destilería. Y nosotras huimos despavoridas. Si creéis que os parecéis a esto,

Imagen

siento deciros que no.

2)   Tocar. Sinceramente no le encontramos la gracia a eso de ir andando tranquila por la discoteca y que un extraño con ojos de loco te agarre del brazo fuerte y no te deje ir. A mí me han llegado a coger cual saco de patatas. Orgullosa digo que el tío se llevo muchos puñetazos en la espalda. Y no chicos, no parece esto tampoco:

Imagen

No nos gusta. Peores son los que te tocan el culo. ¿Por qué?, os pregunto. ¿Creéis que os vamos a devolver ese gesto “afectivo” con otro de la misma índole? Nah. Como mínimo os llevaréis una cara de asco que verán todas las demás y así disminuirán considerablemente vuestras probabilidades de ligar.

3)   Bailar. Esa es otra. Sois (por regla general) más altos que nosotras y con más fuerzas. Que un borracho te empiece a dar vueltas y lanzar de un lado para otro cual muñeca de trapo es para nosotras como estar dentro de una turbina. Tengo un amigo que hasta le rompió la nariz a una en un bailecito de estos. Os puedo asegurar que esa chica debió de decir de todo de él menos “me he enamorado”.  ¿Os gusta que os zarandeen? Nosotras somos humanas también y por ende tampoco nos gusta. No os creáis un Patrick Swayze de la vida.

Imagen

4)   Soltar “frases misteriosas”. Esta es de las peores tácticas que conozco. Vamos con copa en mano y alegría en el cuerpo, dando vueltas por ahí para que de repente uno te corte el rollo agarrándote del brazo, acercando tu oreja a su boca (porque ni se molestan en hacer lo contrario) y te sueltan una frase con aliento apestoso que la mitad del tiempo ni la oyes por la música o porque ya está tan borracho que no puede ni vocalizar. Suelen ser del estilo de “eres preciosa” o algo así. Y cogen se van. Se pensarán que nos quedamos prendadas. No. Acto seguido vamos a nuestras amigas y se lo contamos, finalizando con un “qué pringado” y el apoyo de todas. Hay un chico con el que he coincidido ya varias veces y siempre me lo han presentado como si no le conociese, él borracho. La última vez me soltó “eres guapísima, ¿por qué no nos han presentado antes?” ¿Estás de broma no?

Imagen

5)  Ligar con otras. Típica situación: sales de fiesta para ver si coincides con el chico que te gusta. Sabes que tú le gustas a él también. Haces malabares durante toda la noche entre amigas y whatsapp para que vayáis al mismo sitio. Por fin llegas, te saluda y empieza a ligar con otras mientras que te mira. Él piensa “mira qué solicitado estoy e interesante soy, voy a hacerme el duro, la pongo celosa y en cuanto la haga un poco de caso, se volverá loca”. Ella piensa “otro más que no ha merecido la pena”. Luego os preguntaréis que por qué ha pasado tanto de vosotros el resto de la noche.

Imagen

Estoy totalmente convencida que si siguieseis estas indicaciones todas seríamos mucho más felices.

 

Con mucho cariño.

-Z.

Casilda Finat MC

Imagen

Hace ya tiempo que empecé a escuchar a hablar de Casilda Finat MC. Es una firma de joyas a un precio asequible, que hace que se me antoje todo.

Casilda comenzó la marca por que pensó que como ella seguro que muchas buscábamos joyas a nuestro alcance,  empezó por unos anillos y luego ha ido incluyendo más cosas. Ha dirigido la marca un público joven, seleccionando su producto siguiendo el criterio de “joyitas monas y sobre  todo a muy buen precio”. Acertó con esta idea y estrategia y está teniendo un éxito increíble.

En una entrevista reciente cuenta: “tengo ya cinco proveedores de cuatro países diferentes y varios proyectos en mente con los que estoy muy ilusionada”, nosotras nos morimos de ganas por ver esos proyectos, ya que no para de sorprendernos con nuevos productos.

Está diversificando su marca y ahora ha empezado a distribuir también coronas de flores, que favorecen muchísimo y son un complemento perfecto para esta primavera.

Imagen

Además acaba de lanzar una colección Low cost.

Imagen

Tiene su página web http://www.casildafinatmc.com así que para comprar no hay ni que moverse de casa. Además puedes encontrar sus productos en Sayan (Calle Hermosilla 29) y Atipica – Living (Calle General Castaños). Por último también tenéis la opción de una  muestra de productos con cita previa. Como veréis pone todas las facilidades a vuestro alcance.

No me enrollo más y os dejo fotos para que juzguéis por vosotras mismas.

 Imagen

 Imagen

 ImagenImagen

Imagen

Imagen

Para ver más fotos podeís también seguirle en Facebook.

-A.

Zadig & Voltaire

Esto de que haya llegado ya la primera hace que salga de mí mi alter ego, conocida como Antoñita la Fantástica, porque quiero comprarme de todo. Cuando digo todo, me refiero a TODO. Menos mal que existen las fuerzas compensatorias. Veo algo que me encanta y automáticamente mi mente consumista empieza a dar vueltas a los engranajes para ver qué excusa puedo poner para pagar y salir corriendo más rápido que el correcaminos con la bolsa de la tienda antes de arrepentirme. Pero, segundos antes de desgastar un poco más la tarjeta de crédito, una vocecilla, mi fuerza compensatoria, conocida como la “aguafiestas”, me dice: no hija no, sabes que no debes. Qué inoportuna es siempre. Estoy harta de ella, pero a lo largo de los años la he cogido algo de cariño, ya que si no fuese por ella, seguramente ahora no tendría ni para pipas.

La última tienda que he conocido y ha suscitado estas ganas de compras compulsivas en mí es Zadig et Voltaire, una marca francesa alucinante.

Os dejo unos ejemplos de las prendas que más me han gustado:

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

http://www.zadig-et-voltaire.com

-Z.