Esta es para vosotros, chicos.

Mis padres se conocieron con veintidós años en una fiesta. Jamás he entendido cómo pudo surgir eso. No me refiero a su matrimonio (no os creáis, doy gracias por mi existencia) sino por el hecho de que hablaron por primera vez en ese ambiente. Mi padre debió de ser espectacular porque, después de desgraciadamente demasiadas experiencias hostiles, es imposible conocer a un hombre decente de fiesta por el simple hecho de que todos se vuelven indecentes. Hacen cosas raras. Así que lanzo una exclusiva a los hombres del mundo titulada “cosas que NO debéis de hacer de fiesta y que muy a nuestro pesar hacéis en cuanto tenéis la más mínima oportunidad”. Ahí va:

1)   Beber ingentes cantidades de alcohol. Esa es la raíz de vuestro mal, de este punto derivan todos los demás. No digo no tomar ni una gotita de alcohol pero si pido moderación. El problema es que os tomáis diez copas y evolucionáis al nivel triple D: depredadores despeinados que huelen a destilería. Y nosotras huimos despavoridas. Si creéis que os parecéis a esto,

Imagen

siento deciros que no.

2)   Tocar. Sinceramente no le encontramos la gracia a eso de ir andando tranquila por la discoteca y que un extraño con ojos de loco te agarre del brazo fuerte y no te deje ir. A mí me han llegado a coger cual saco de patatas. Orgullosa digo que el tío se llevo muchos puñetazos en la espalda. Y no chicos, no parece esto tampoco:

Imagen

No nos gusta. Peores son los que te tocan el culo. ¿Por qué?, os pregunto. ¿Creéis que os vamos a devolver ese gesto “afectivo” con otro de la misma índole? Nah. Como mínimo os llevaréis una cara de asco que verán todas las demás y así disminuirán considerablemente vuestras probabilidades de ligar.

3)   Bailar. Esa es otra. Sois (por regla general) más altos que nosotras y con más fuerzas. Que un borracho te empiece a dar vueltas y lanzar de un lado para otro cual muñeca de trapo es para nosotras como estar dentro de una turbina. Tengo un amigo que hasta le rompió la nariz a una en un bailecito de estos. Os puedo asegurar que esa chica debió de decir de todo de él menos “me he enamorado”.  ¿Os gusta que os zarandeen? Nosotras somos humanas también y por ende tampoco nos gusta. No os creáis un Patrick Swayze de la vida.

Imagen

4)   Soltar “frases misteriosas”. Esta es de las peores tácticas que conozco. Vamos con copa en mano y alegría en el cuerpo, dando vueltas por ahí para que de repente uno te corte el rollo agarrándote del brazo, acercando tu oreja a su boca (porque ni se molestan en hacer lo contrario) y te sueltan una frase con aliento apestoso que la mitad del tiempo ni la oyes por la música o porque ya está tan borracho que no puede ni vocalizar. Suelen ser del estilo de “eres preciosa” o algo así. Y cogen se van. Se pensarán que nos quedamos prendadas. No. Acto seguido vamos a nuestras amigas y se lo contamos, finalizando con un “qué pringado” y el apoyo de todas. Hay un chico con el que he coincidido ya varias veces y siempre me lo han presentado como si no le conociese, él borracho. La última vez me soltó “eres guapísima, ¿por qué no nos han presentado antes?” ¿Estás de broma no?

Imagen

5)  Ligar con otras. Típica situación: sales de fiesta para ver si coincides con el chico que te gusta. Sabes que tú le gustas a él también. Haces malabares durante toda la noche entre amigas y whatsapp para que vayáis al mismo sitio. Por fin llegas, te saluda y empieza a ligar con otras mientras que te mira. Él piensa “mira qué solicitado estoy e interesante soy, voy a hacerme el duro, la pongo celosa y en cuanto la haga un poco de caso, se volverá loca”. Ella piensa “otro más que no ha merecido la pena”. Luego os preguntaréis que por qué ha pasado tanto de vosotros el resto de la noche.

Imagen

Estoy totalmente convencida que si siguieseis estas indicaciones todas seríamos mucho más felices.

 

Con mucho cariño.

-Z.

Anuncios

18 pensamientos en “Esta es para vosotros, chicos.

    • Sólo pretendía remarcar situaciones incómodas que puede haber a lo largo de la noche con algún chico. Obviamente las chicas también hacemos de las nuestras.
      He conocido chicos muy decentes y poco decentes por la noche. Solo estoy hablando aquí de los poco decentes.
      Si te lees el post de “las ganas de volar” cuento justo una anécdota en la que una chica conoce a un chico decente una noche.
      Un saludo

  1. Lo que ellas no saben…

    Alcohol: No hace falta que bebáis pero soltaros un poco… Cuando estamos en una fiesta “todo mamaos” hasta atrás esperamos que os enrolléis y no seáis tan princesas. Recordad, ser interesante no es hacerse la interesante con miradas lejanas. Si no tener la capacidad de llevarle al chico donde tú quieres, ese lugar donde a él no le interesa beber porque está más a gusto contigo. En realidad, cuando nos emborrachamos mucho no nos acordamos demasiado, y lo odiamos a pesar de que fardemos de ello.

    Tocar: no nos importa que nos toquen, significa confianza. Es muy atractivo que una mujer te toque con seguridad. Obviamente no en plan sexual. Coger la mano, agarrar el brazo, un pequeño empujón.

    Bailar: No somos bailarines profesionales y en general no sabemos bailar dando vueltas, solo algunos. Respetad eso y reíros con nosotros. Si nos imitáis nos hace gracia. Ver a una chica bailando mal a posta nos gusta. Reíros de vosotras mismas y dejaros de postureo.

    Frases: Coincidimos en que las frases misteriosas son una rallada. Se clara, deja los juegos. Son una parida para nosotros.

    Fijarse en 1: Chicas, se os ve el plumero. Vais como buitres a por el guaperas. En serio, está muy bien ponerse retos, pero no os paséis que sois muy obvias y aunque nos decís que nos fijamos en una tía y babeamos a vosotras os pasa lo mismo. Y con el más capullo.

    Recordad, vosotras nunca vais a conocer a la primera al hombre de vuestra vida. Los hombres somos bastante capullos hasta que conocemos a la mujer que nos cambia la vida.

    • Muy buenas tus observaciones y totalmente ciertas.
      Al igual que me he reído un poco de la actitud de los hombres de fiesta en este post, se puede hacer lo mismo con la de las chicas.
      Es verdad que nosotras podemos llegar a ser extremadamente duras y cerradas. También es verdad creo que eso solo pasa con gente que no te gusta tanto de entrada.
      Un saludo

    • Jajajaja! Me ha encantado esta respuesta, sensata y directa, no obstante lo bueno de las relaciones es lo variopintas que son, de ahí que podáis tener formas de pensar totalmente diferentes 😉 have a nice day y suerte en el amor! (si es lo que buscáis)

  2. Pues yo estoy harto de que las chicas a las que les gusto -porque eso se nota- se me acerquen (como quien no quiere la cosa) a darme culazos y empujones para que sepa que están ahí,
    ¿Se pensarán que así les voy a entrar?, ¿o les voy a coger para bailar?…
    Estoy harto de ir andando por la discoteca y me toquen el culo (sí, ella a él) y encima me lo estrujen… Ay si eso fuera al revés… todas escandalizadas, de violador para arriba…
    Me incomodan las miradas fijas desde la otra esquina de la discoteca que acaban en análisis exhaustivo a 2 metros…
    Chicas, si alguien os gusta ir a por él, pero con dignidad. Dad el primer paso si hace falta pero intentad ser naturales. La maldita cultura de que seamos nosotros los que tomemos la iniciativa hace que acabéis haciendo tonterías muchas veces sólo porque tenemos que ser nosotros, aunque no nos intereséis…

    En fin, que vosotras también tenéis lo vuestro.

    Un saludo a tod@s!
    F.

  3. Buenas!

    Muy buen articulo y tal pero no creo que encontrar tu media naranja en una discoteca es lo mas ideal.

    Los puntos que has puesto es simplemente lo que no os gustan que hagan los tíos, que como es obvio los tíos con dos dedos de frente (en las discotecas carecen lo sé) lo saben, pero por desgracia la sociedad esta tan evolucionado que el 99% de las personas (hablamos de ambos sexos) van a lo que van una noche sexo etc… pero amor…en una discoteca hay casos muy particulares pero poco son.

    Mi consejo es discoteca= divertirse.
    Buscar el amor de tu vida= Cualquier otro lugar menos discoteca.

    Saludos!

  4. si el petado de gimnasio y batido de proteinas sabor a suero lactico, borracho a mas no poder, es el que se folla a las mas despampanantes, la culpa es solo vuestra. Somos un engendro creado por vosotras. Hombres de verdad quedamos pocos.

    • Yo no digo que todos los hombres seáis así, sólo que la noche acaba conviertiendo a muchos en eso. Al igual que a todas las chicas no les gustan los “petados de gimnasio” y no les gustarán jamás (me incluyo en ese grupo).
      Saludos
      Z

      • Los petados de gimnasio tampoco son mi tipo, pero alguno se salvará digo yo. Respecto al articulo he vivido todas y cada una de las acciones que has señalado, para ligar con una chica no hay que hacer esas cosas esta claro. Y respecto a lo de que entren los tíos, eso era antes, nosotras podemos igual que ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s