El mundo está loco

La situación:

Sábado.

Diez de la noche.

Sentada en el sofá escribiendo en el ordenador.

Y me pongo a reflexionar.

Imagen

Hemos ido unos cuantos a ver una obra de teatro en la que actuaba una amiga. La obra básicamente iba sobre dos, un chico y una chica, que tenían citas a ciegas en el mismo restaurante a la vez. La gracia es que iban todas de mal en peor hasta que, hartos cada uno por su lado, deciden irse y al salir se chocan, se conocen y se enamoran. Ironías de la vida.

No me voy a meter en el tema de las citas a ciegas porque me niego. Es un invento del diablo, una especie de inframundo el cual no quiero ver ni de lejos. Nunca (algún listillo pensará “nunca digas nunca”) aceptaré acudir a una. ¿Qué va a salir de bueno de quedar con alguien que está tan desesperado por encontrar a una persona que queda contigo sin saber ni como eres? No me gustan los “Ted Mosby” de la vida.

En fin. A lo que iba. La obra de teatro.

Está claro que la cosa es aguantar un tonto tras otro hasta que, si tienes suerte, das con el adecuado.  Como dice la madre de una amiga mía (muy sabia), partiendo de la base de que el 95% de la gente es subnormal, la cosa está difícil para encontrar a alguien que merezca la pena. Desgraciadamente tiene razón.

La cantidad de veces que me han entrado ganas de coger e irme cuando he quedado con algún desdichado.

Me he dado cuenta que, con el paso del tiempo, las mujeres cada vez nos volvemos más exigentes. Si me dieran un euro por cada vez que he oído a alguna amiga decir (o pensarlo yo) “¿Cómo pude estar con ése?” sería multimillonaria. Bueno tampoco tanto, pero casi.

C’est la vie.

Yo soy muy ingenua y sigo pensando que algún día le conoceré. Que algún día aprenderé a tomar las decisiones adecuadas. Que algún día haré un poco más de caso a la razón y no al corazón. Que algún día lo primero que vea al despertarme sea él. Que algún día haré caso a ese sexto sentido que supuestamente tenemos nosotras. Que algún día, entre copas de vino y buena compañía, me acordaré de todos los intentos fallidos y me reiré, porque finalmente estaré con mi único acierto.

-Z.

Anuncios

Viajes para este verano

Por fin lo puedo decir ¡¡¡estoy de vacaciones!!! Y lo primero que he hecho en cuanto he tenido tiempo libre, siguiendo mi mente cuadriculada y organizada es coger un calendario y planear mis meses de verano. Se me ocurren mil posibilidades de viajes que hacer, intentaré abarcar todos lo que pueda, pero para los que no sepáis que hacer, os dejo una lista de ideas de viajes con amigos por la península para este verano.

1. San Fermines, 7 al 14 de julio, Pamplona.

Contra todo pronóstico me hice fan de esta fiesta la primera vez que fui. Ya hace 5 años y aunque desgraciadamente no he podido ir los 5, he repetido siempre que he podido. El ambiente es increíble y el nivel de fiesta no se puede explicar, pero os recomiendo a todos que vayáis, eso sí, dejando escrúpulos en casa por que no es la fiesta más limpia que os podáis encontrar. Si vais, es indispensable ir a los toros a sol, para mí, es sin duda lo más divertido.

Imagen2. Descenso Internacional del Sella, 3 de agosto, Asturias.

Este año se celebra el 77º descenso internacional del Sella. Es una fiesta de atracción turística, no sólo por descender el sella en canoa sino también por las fiestas que hay antes y después. El viernes por la noche se celebra en Arriondas y el sábado en Ribadesella. Las ciudades quedan invadidas por los turistas que acampan por cualquier sitio, pero la cantidad de gente es lo que hace especial este descenso e increíblemente divertido.

Imagen

3. Semana grande de Bilbao el 17 al 25 de agosto.

A pesar de las distintas razones por las que no he podido ir nunca, este año las tengo marcadas como un “must” en mi calendario. Se trata de la fiesta más importante en Bilbao,  las calles se llenan de conciertos de todo tipo y coloridos desfiles, toda la fiesta que puedas imaginar se da cita en esta ciudad. Además por supuesto de poder disfrutar de la maravillosa gastronomía vasca.

Imagen

4. Islas Cies, Galicia.

Dejando a un lado las fiestas populares, un viaje que tengo pendiente de hacer y que espero poder conseguirlo este año es visitar las islas Cies en Galicia. Son unas islas vírgenes de las que me han hablado excepcionalmente bien, y en las que se puede dormir en camping. Para los que os gusten la playa y la naturaleza, esta es una escapada muy recomendable! Imagen5. Algarve, Portugal.

El Algarve es mundialmente conocido por sus playas y su fiesta, así que me queda poco que decir, simplemente animaros a que si vais no caigáis en el error de sólo salir de fiesta (alguna vez me ha pasado) sino que aprovechad para ir a las maravillosas playas que hay en el Algarve, sin duda mi máxima recomendación es la playa de Carrapateira.

Imagen

6. Tarifa, Cádiz.

Para una escapada de fin de semana Tarifa es sin duda un destino de lo más animado. Es conocido por el ambiente surfero, que hace que la vida nocturna de Tarifa tenga mucho que ofrecer. Las playas son estupendas y además si vais más tiempo podréis apuntaros a algún cursillo de kite surf!

Imagen

Aquí acaban mis recomendaciones para viajes este verano, espero que os hayan gustado y que os animeis a ir a alguno de estos sitios. Si habeis hecho algún viaje en verano que recomendariais por favor contadnoslo en los comentarios!

-A.

Queda terminantemente prohibido

Hace calor y mucho. Entran ganas de hacer esto constantemente.

Sé que es muy difícil estar así de relajada con este calor

Imagen

Pero otra cosa es lo que se está empezando a ver por la calle. Dado que, desde que me vine a vivir a Madrid, he visto cosas que realmente van en contra de toda la lógica, necesito aclarar la opinión que tengo acerca del tema. Como diría una amiga mía “el mundo está loco” y es que es verdad. Por desgracia no se puede ir diciéndole a la gente por la calle “¿qué haces con tu vida hombre de dios? ¿no ves que es que duele verte con eso puesto/haciendo eso?” Así que no me queda otra que expresar mi horror por medio de una lista que cita las diez cosas que quedan terminantemente prohibidas este verano.

  1. Sandalias con calcetín: creía que de este fenómeno del infierno sólo tenían la patente alemanes y demás. En pocas palabras, los “guiris”. Pero no. Ya he visto a un par con una pinta normal (dentro de lo que cabe) y de repente miras para abajo y zas!! Pero vamos a ver, ¿es que te levantas por la mañana, te empiezas a vestir por arriba y cuando llegas abajo dices “bah que pereza” y coges y te pones eso?Imagen
  2. Sandalias gladiador: otro fenómeno de los pies. Esas sandalias de tiras normalmente marrones que llegan hasta las rodillas y que parecen de circo romano. Aún no he llegado a comprenderlas. Las hay que cogen y, si llevan pantalón largo, se lo meten por dentro. Esas directamente no tienen remedio ni solución alguna. De aquí a nada veremos algo como esto:

Imagen

3. Morenos falsos y achicharrás: creo que una imagen vale más que mil palabras

Imagen

4. Pantalones demasiado cortos: no tengo ganas de ver tu culo, gracias. ¿Acaso voy enseñando yo el mío? No sé en qué momento se llegó a considerar “estético” eso de ir enseñando zonas que no se han enseñado jamás. Si no se han enseñado antes por algo sería. Es cuestión de pura lógica. Próximamente en los mejores cines:

Imagen

5. Camachos: no son agradables. Ni me molesto en comentar ya aquellos que llegan hasta la cadera. Hay que elegir las camisetas que te pones con un poco de cabeza.

Imagen

6. El café con leche después de comer: más de uno es capaz de tomarse un buen café con leche, grande, ardiendo que llega al punto de escaldar, en una terraza a las cuatro de la tarde en agosto en pleno sofocante calor madrileño. ¿Por qué? En verano se toma un solo con hielo después de comer y. ya. está. Como mucho se admite un cortado pero eso ya es forzar.

Imagen

7. Ir todo de negro: yo soy muy fan de este color. De hecho suelo vestir más de colores oscuros que de colores claros. Pero ir todo de negro con la que está cayendo, no sólo te mata a ti mismo, sino que nos hace sufrir a los demás que os vemos.

Imagen

8. Camisetas que enseñan todo: no, no me apetece ver tu sujetador por muy bonito que sea, aunque sea de la mejor lencería. Como dice un amigo mío, mejor insinuar que enseñar. Y tiene toda la razón del mundo.

Imagen

9. Las terrazas al sol: antes de comentar esto, he de destacar que me caracterizo por tener cierta tendencia vampírica. No soy mucho de sol, ni de tomarlo. Pero respeto a los que lo hacen. Lo que si que ya me supera es quedar con alguien y que se quieran sentar en una terraza con cuarenta grados al sol. ¿Es que te gustaría tener una insolación? ¿Es que te gusta estar sudando que parece que acabas de salir de la ducha (con la diferencia de que limpio no estás)?

Imagen

10. El último: el que más duele de todos. Las llamaditas a las 4 de la mañana entre semana de los suertudos que no trabajáis este verano llamándonos a los pringados trabajadores /becarios unos amargados por no salir un martes. Deprimen. Amargan. Así que, si nos queréis aunque sea solo un poco, no lo hagáis.

-Z.

Señales del destino

Siempre he creído que todo pasa por algo, por lo tanto es muy normal que suelte el comentario “eso es una señal”, pero ¿qué son realmente las señales? Y ¿cómo decidimos su interpretación?

Creo que se puede afirmar que es peligroso eso de ir viendo todo como señales, sobre todo cuando se refiere a cosas relacionadas con el amor, ya que podemos desvariar cualquier simple hecho pensando que es una señal ya sea para bien o para mal.

 Haciendo honor a mi fama de pesimista en mi caso suelo pensar que todo son señales para demostrarme que NO tiene que pasar, pero últimamente siguiendo los consejos de una amiga, me he dado cuenta que las señales aparecen donde nosotros queremos para poder auto justificarnos.

 Imagen

Hace ya un par de años que conocí a un chico, coincidimos en un plan de fin de semana que organizaban unos amigos en común. A pesar de que me gustó desde que le vi, no me acerqué a él en ningún momento del fin de semana porque decidí que tenia novia, no me pregunten por qué pero hay demasiadas veces que doy cosas por hecho que no son verdad, y en este caso me jugó una mala pasada ya que para cuando me enteré que era soltero ya nos íbamos, y yo había perdido el tiempo.

Me quedé pensando en él, le hablé a mis amigas de él y cotillee su Facebook de arriba abajo. Nos escribimos un par de veces pero nunca llegamos a quedar. Cada vez que yo iba a algún plan con sus amigos él no estaba y cuando no iba yo alguna amiga mía me escribía para contarme que ahí estaba él. Entonces empecé a pensar que todo eso eran señales del destino, no teníamos que ligar porque sino no estarían pasando todas esas “casualidades” que nos separaban a uno del otro.

  También consideré como señales en contra de que pasara algo entre nosotros que yo llegara a un bar justo cuando se había ido él, que me encontrara a todos sus amigos continuamente pero él nunca estuviera, que justo cuando él me proponía un plan ya fuera tomarnos una copa los dos o ir a cenar yo siempre tuviera algún compromiso de esos a los que no puedes faltar. Pero el colmo fue el verano pasado, fui por primera vez en mi vida a La Coruña, donde el veranea, y justo el día que llegué me escribió para decirme que acababa de llegara a Marbella y esperaba verme por allí. Entonces de verdad me plantee que algo estaba en nuestra contra.

 Mi amiga Sandra, harta de que Lourdes y yo no paremos de hablar de las señales y que yo no parara de quejarme por todas las señales que había en contra de que yo ligara con llamémosle Javier me abrió los ojos con un “discursito” en el que argumentaba el poco fundamento que tenían las supuestas señales, y que realmente algo o alguien te interesa debes de luchar por ello, superando las dificultades que aparezcan por el camino.

Imagen“Los muros existen para darnos la oportunidad de demostrar hasta qué punto deseamos algo.  Los muros están para frenar a la gente que no desea suficientemente algo.  Están para frenar a los demás” (Randy Pausch).

Por lo tanto si quieres algo lucha por ello, demuéstralo. Mientras más cuesta lograr un objetivo, mayor es la satisfacción que éste nos da, o por lo menos eso he experimentado yo a lo largo de mi vida.

Volviendo a la historia principal, y uniéndola con éstas ultimas reflexiones quiero deciros que yo decidí que a mi no me iban a frenar los muros, decidí que las dificultades se sobrepasan y que a mi me gustaba Javier lo suficiente como para por lo menos intentar tener algo con él, que saliera bien o no ya era otra cosa, pero por lo menos haberlo intentado. Puedo deciros que gracias a Dios esquive los muros que se me presentaron en mi camino y ahora he conseguido lo que quería, de hecho algo mucho mejor y yo estoy feliz.

Imagen

Con todo esto sólo quería transmitiros que hay que luchar por lo que queremos en la vida, sea en el aspecto que sea, y encontrar motivos para continuar esa lucha, y no excusas para abandonarla.

– A.

Miqui Brightside

Hace unos cuantos años tuve la suerte de conocer a una estupenda persona y todavía mejor aún fotógrafo: Miqui Brightside.

Empezó a hacer fotos en el año 2008 porque en ese verano abandonaba el país por primera vez en la vida y quería algo para poder inmortalizarlo. Miqui reunió cupones del periódico y consiguió una cámara que, como dice él, “pesaba una barbaridad y tenía apenas 5 megapíxeles”. A pesar de esto, comenzó con su gran afición y fue premiado con el tercer puesto de un concurso de la Biblioteca Nacional de España con una foto de ese mismo verano.

Continuó con esa cámara mientras que ahorraba para hacer el desembolso más grande que había hecho hasta entonces: se compró una Canon, una cámara réflex digital, con la que empezó a hacer sus primeros trabajos serios. Poco a poco fue ampliando su portfolio haciendo fotos durante sus viajes y a sus amigos y amigas. A raíz de esto empezaron a  salir clientes. Dice que al principio eran trabajos gratis o intercambio de favores y pero por fin consiguió amplió equipo según pasaba el tiempo y aumentaba su (indudable) éxito hasta el día de hoy.

 

Las cosas cuando de manera más simple se dicen, más claras quedan: es un crack.

 

Os dejo y página web, su flickr y algunas fotos:

 

http://cargocollective.com/miquibrightside

http://www.flickr.com/people/miquibrightside/

 

Imagen

 

Imagen

 

Imagen

 

Imagen

 

Imagen

 

Imagen

 

Imagen

 

Imagen

 

Imagen

 

-Z.

Amores que matan nunca mueren

Tenemos una gran amiga que es una loca de los blogs. Cuando se enteró de que nosotras estábamos escribiendo uno, fue nuestro apoyo incondicional. Por eso, y por muchas cosas más, participa con esta entrada. A disfrutar porque es genial:

Hoy me he despertado con un gran dolor de cabeza. La verdad es que llevo unos días así por motivos varios, pero en especial uno.

Mi EX.

Malditos ex que siempre tienen que aparecer cuando menos te lo esperas y que lo único que hacen es llenarte la cabeza de pajaritos e intentar liarte aún más (como si no tuvieras más cosas de las que preocuparte).

Imagen

Mi historia es algo peculiar, con un chico un tanto peculiar.

He de admitir que a mí siempre me han gustado aquellos que pasaban de mí y me hacían las cosas más que difíciles.

Después de haber pasado 9 meses de relación con el “señorito X” (mejor llamarlo así, dado que su nombre no hace más que traerme malestar físico), la relación acabó por la maldita distancia.

A pesar de acabar, me parecía que al ser una chica madura, debía de quedar con él para aclarar las cosas.

Os cuento esto porque después de esa quedada fue cuando comenzaron mis dolores de cabeza.

Después de una quedada con “éxito” según mi punto de vista, me di cuenta que no había sido más que un desastre.

El señorito X, había decidido que ÉL y YO debíamos de ser AMIGOS.

¿AMIGOS?.. Mi cara al leer esa palabra se transformó entre color verde-amarillo-morado y poco a poco iba empeorando.

¿AMIGOS? Desde cuando tu ex es TU AMIGO?

Dejadme aclararos una cosa. Es regla de tres: tu ex jamás podrá ser tu amigo, a no ser que ahora sea gay, tenga novia o se haya ido del país, pero sino, olvidaros de esa opción.

Imagen

Antes de llegar a esa conclusión, que para alguno de mis amigos era más que obvia, creí que podía tener una relación de amistad con él; al fin y al cabo tiene 24 años y debería de ser un chico con las ideas más claras que el agua.

¿En qué momento creí tal estupidez?

Dicen que el partido se ve mejor desde las gradas… En efecto, mientras algunos veían venir lo que iba a suceder… Yo seguía con mi idea de amistad.

Volvamos a la historia. Después de haber leído aquella palabra tan odiosa, que jamás pensaba que la fuese a decir, decidí aceptar aquel reto y “echarle huevos” al asunto.

La verdad es que durante un par de quedadas nos mantuvimos firmes a nuestra idea de “amistad” y manteníamos conversaciones totalmente ridículas sin ningún tipo de sentido.

Eso sí, yo disfrutaba quedando con él porque tenía dentro aquella espinita que no me dejaba dormir tranquila.

La TERCERA QUEDADA llegó. Lo resalto porque fue LA quedada (la cual me gustaría olvidar). Todo sucedía con total normalidad. Lo recojo al salir de mis prácticas, hablamos de tonterías y empezamos a cantar. Si, a cantar NUESTRAS canciones que no hacían más que remover “recuerdos” que no eran necesarios recordar.

Imagen

Todo siguió con normalidad aunque ambos estábamos algo tensos.

Paseamos, nos reímos por tonterías… Pero como era de esperar (como ya me había avisado aquel amigo que todas tenemos que sabe sobre tíos), el señorito X comenzó a “tirarme fichas”… En ese momento solo pensé: “TIERRA TRAGAME”

Al principio, como toda mujer, me hice un poco la dura, pero al final acabé cayendo a sus pies y cada vez me gustaba más escuchar esos piropos…

Imagen

Imagen

Para hacer la cita más interesante, decidió que sería adecuado cenar en nuestro sitio, y especialmente en nuestra mesa.

De repente la quedaba había dado un giro radical, comenzamos a sacar recuerdos de aquel viejo amigo, la memoria; (maldita memoria, ¿por qué no fallas y haces que se olvide todo?).

Nos pusimos muy sentimentales y la cosa no acabó bien.

Allí estaba él, declarándose

Por un momento sentí que me faltaba la respiración y que mi corazón había explotado de latir tan fuerte.

 ¿POR QUÉ? ¿EN QUÉ MOMENTO DECIDISTE QUE TENÍAS QUE DECLARARTE?

Imagen

En conclusión, la cita fue un total desastre.

Os explico el por qué.

Señorito X se declara, pero decide que “es mejor no darme un beso por que no ayudaría en nada”, pero también añade que “no para de darle vueltas al asunto” eso sí, mientras tanto “sigue recordándome y echándome de menos”.

Imagen

¿Y yo?

Pues yo estoy aquí con dolores de cabeza que ni el Ibuprofeno consigue curarme.

Podría cogerme botes de helado y Nutella, mirar películas que nos hacen imaginar situaciones que JAMÁS sucederán…

..Por desgracia estoy a dieta.

La operación bikini ha comenzado y no puedo permitírmelo.

Así que, así estoy yo, deprimida, sin comida y más sola que la una.

Imagen

En definitiva, digan lo que os digan…

Jamás intentéis ser amigas de vuestros ex, porque antes o después os acabareis arrepintiendo.

Los ex solo traen problemas y problemas

Solo hacen que os compliquéis más vuestra existencia, queridas amigas.

Consejo:

ELIMINAR SU NÚMERO, SU FACEBOOK, SUS FOTOS, SUS CARTAS PERO SOBRE TODO SU CARA… POR QUE SINO COMO TODA MUJER ACABARÉIS CAYENDO A SUS ENCANTOS.

– Att. I.