Amores de verano

El verano es una época de reencuentros. Nos vamos haciendo mayores y cada uno sigue su camino, no necesariamente unido al de nuestros amigos de la infancia. Vamos conociendo a nuevas personas,  y olvidando relaciones que nos importaron en otro tiempo. 

Pero llega verano, nos vamos a la playa y nos volvemos a encontrar con cantidad de gente que no vemos desde el verano pasado, y entre toda esa gente siempre hay algún ligue de esos que fueron mucho pero nunca llegaron a ser nada.

 Imagen

Le vemos, le saludamos, y siempre cae el típico “qué ilusión verte”. Empiezas a hablar de que haces ahora y ponerte un poco al día. La conversación se alarga y te pides otra copa (ésta jugara en tu contra después).

Cuando ya nos hemos puesto más o menos al día, empezamos recordar el pasado, y del pasado claro está que se resalta cuando ligabamos. Ahí viene el peligro. Pedimos otra copa y ya empezamos a estar contentitos. Hablamos más de la cuenta y él empieza a alabar el tiempo que pasasteis juntos con cualquiera de las siguientes frases, normalmente utilizando más de una.

–       Que bien nos lo pasábamos juntos

–       Que pena que no pasara nada al final

–       No me lo he pasado con ninguna tía como contigo

Ahí nos debería de saltar una alarma por dentro, CUIDADO, estás entrando en zona de peligro. Pero no, somos tan tontas que estamos encantadas escuchando eso, empezamos a creer lo que nos dice, y para nuestra desilusión no lo suelen pensar.

 Imagen

Entonces sigue la conversación, 

–       No me hiciste caso

–       Ligaste con otro…

 Cualquier frase así que te hace pensar que la culpable de que no pasase nada eres tú, y que lo tienes todo en tu mano para ligar con él. Pero no, probablemente él pasase de ti y haya tenido varias novias después, incluso lo peor de todo es que muchas veces estas situaciones se dan con tíos que tienen novia. En ese caso continúa explicándote de cualquier manera que su novia es temporal y tú la mujer de su vida.

 –       Yo me voy a casar contigo y lo sabes.

Así o formulando la frase de otra manera, pero siempre acaban “declarando su amor” y proponiendo un final feliz.

 Imagen

Para entonces ya llevamos demasiadas copas para hacernos las duras, y empiezas a creerte todo lo que te dice, en tu cabeza solo aparecen imágenes de cómo “va a ser” vuestra relación y te crees que tendrás algo serio con él.

Te lleva a casa, te da un beso y después te manda un mensaje.

“Me lo he pasado fenomenal contigo. Que descanses” O cualquier cosas que se le parezca.

Al día siguiente tú no pararas de pensar en él y a lo mejor se repite la historia, pero lo más seguro es que no llegue a nada más.

 Se acabará el verano y cada uno volveréis por donde habéis ido, olvidándoos de el otro hasta la próxima vez que os encontréis.

– A.

Anuncios

Un pensamiento en “Amores de verano

  1. ¡Cuánta razón! ¡Excelente post! El verano es una temporada maravillosa, es tiempo de reunirse con viejos amigos, conocer lugares nuevos y perfecto para encontrar el amor. Las frases de verano son perfectas para revivir esas sensaciones y emociones que nos deja esta época del año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s