Doña Perfecta

Llevo toda mi vida intentando hacer las cosas lo mejor posible, y ahora no sé hasta que punto es lo que hay que hacer.

He intentado ser la hija perfecta, la hija de la que mis padres estuvieran orgullosos y de la que pudieran presumir. Siempre he estudiado mucho y he sido responsable, aunque nunca llegué a ser sobresaliente.

Imagen

Intenté ser culta y dí clases de pintura, de piano, de guitarra y de baile. Incuso de teatro, pero en todas y cada una de ellas lo que descubrí es que le arte no iba conmigo.

 He intentado ser la hermana perfecta, ocupándome de mis hermanos pequeños y cuidándoles. Siendo su confidente y cubriéndole de mis padres cuando iban creciendo. Con los mayores también me he portado lo mejor que he sabido, queriendo siempre ser lo que a ellos les parecía que debía de ser, preocupándome de lo que ellos pensaran de mi.

 He tratado de ser la nieta que mis abuelos querían, de la que pudieran hablar orgullosos a sus amigos. Responsable, educada y cariñosa. Atenta y cuidadosa. No demasiado fiestera pero lo suficiente como para tener una vida social

Imagen He tratado de cuidar mi dieta, aunque mi debilidad por la comida no me ha dejado nunca llevar la dieta que debería. Intenté ser deportista y llevar la vida más saludable que pudiese, pero ni la natación, ni el baloncesto, ni el padel, ni el tenis.. ¿Qué le vamos a hacer si no soy habilidosa para los deportes?

 Me propuse aprender a cocinar, saber llevar una casa, poner lavadoras, fregar y planchar para así ser autosuficiente y poder llevar bien mi casa el día de mañana.

 Por supuesto he intentado ser la amiga perfecta. Estar ahí siempre que lo han necesitado cualquiera de ellas. Mantener el contacto con las que están lejos, y ver a menudo a las que están cerca.

Imagen Siempre he intentado pensar en los demás antes que en mí, y desde luego me he intentado regir por “no hagas lo que no te gustaría que te hicieran”.

 He intentado ser lo que los demás querían que fuese, hasta que me gané la fama de “doña perfecta” y entonces, ya no había vuelta atrás. Hay que cumplir con la expectativas y guardar las apariencias.

 Pero realmente ahora me pregunto ¿Y para qué sirve todo esto? ¿De verdad es lo que yo quiero? Por que a veces me encantaría hacer cosas que no debería, comer todo lo que me gustaría, y beber más. Me gustaría poder salir, bailar, cantar y gritar sin tener que pensar en la imagen que voy a dar. Me gustaría de vez en cuando vestirme con algo que se salga de lo normal, no preocuparme de que sea demasiado atrevido o que me quite la etiqueta de “que elegante va esta chica siempre”.

 Me gustaría de vez en cuando dejar de ser la amiga responsable, la que cuida y se ocupa de las demás. La que si pasa algo va a poner la cabeza y solucionar los problemas. Me gustaría alguna vez ser yo la que pueda perder la cabeza, la que me meta en algún lio por lo bien que me lo estoy pasando aunque me tengan que sacar de él.

Imagen Por que a veces los planes que debería hacer me aburren, la ropa que debería ponerme me da pereza y las historias que me cuentan no me importan absolutamente nada.

 He intentado toda mi vida, con todas mis fuerzas y poniendo siempre toda la racionalidad del mundo en ser la niña/ mujer que debía ser, una mujer de bandera, o como quién dice una mujer como Dios manda.

 Pero me he perdido muchas cosas por intentar contentar a los demás antes que vivir mi vida, por vivir la vida que ellos querían que tuviera y la que se suponía que debía llevar.

 Y ya me he cansado de intentar ser la niña que todas las madres quieran para sus hijos, la que todas pongan de ejemplo. Me he cansado de que mis amigas me pongan de excusa para poder ir a los sitios, porque si está A las madres están tranquilas. Me he cansado de lo que siempre he intentado ser. Me he cansado de intentar ser algo que no era con todas mis fuerzas. Y ahora pienso si de verdad merece la pena o será mejor relajarme, ser yo misma y empezar a vivir.

Imagen

-A.

Perú

Me he puesto manos a la obra a organizar mi viaje del próximo verano, y entonces recuerdo todas las veces que he empezado un post sobre Perú, donde fui el año pasado. Me resulta extremadamente difícil escribir este post porque tengo tanto que contar y tantas emociones que resumir que no sé como empezar.

Si hay algo que he descubierto en este viaje es que Perú es un país maravilloso, al que estoy deseando volver.

Imagen

Por desgracia sólo teníamos dos semanas y demasiado país para visitar, así que decidimos ir de Lima a Cuzco, haciendo escala en Ica, Arequipa y Puno para visitar el Lago Titicaca. Dejamos atrás toda la parte de la selva de Iquitos, que se convierte en un viaje destacado en mi lista de viajes pendientes.

Sólo puedo agradecer a Sandra por haberme presionado para sacarme los billetes a tan solo dos semanas de ir, y por empeñarse en que Perú era el mejor destino para ese verano. A nuestro amigo José, por recibirnos allí y enseñarnos “su nuevo país” y a todos los que nos ayudaron en la organización del viaje.

En Perú descubrí una gastronomía que no me esperaba. El ceviche, la causa e incluso el cuy, que para quien no lo sepa es un conejillo de indias. Me encantó probar cosas nuevas, llegar a cada ciudad y probar lo de esa zona fue parte de la diversión del viaje.

En Perú comprobé que no hace falta estar en el mar para que todo lo que veas a tu alrededor sea agua. El lago Titicaca consiguió sorprendernos y nos ofreció de las vistas más bonitas que probablemente veré nunca.

Imagen

Perú me enseñó que los mejores edificios no tienen porque estar en las mejores ciudades, después de ver decenas de iglesias, fuimos a visitar Andahuyalillas y tengo que decir que sin duda la iglesia de San Pedro de ese pueblecillo fue la que más me gustó.

Me encantó poder pasear por ciudades como Cuzco y descubrir que cada esquina tiene algo especial. Ir al mercado y ver los contrastes de colores, como estaba todo de bien y no parar de hacer fotos porque cuando volviese quería que todos viesen los sitios tan maravillosos que hemos visitado.

Este país nos dio la oportunidad de probar un nuevo deporte, y es que hicimos Sandboarding por las dunas del desierto de Ica. El paseo en buggies, fue como montarse en una montaña rusa, pero sabiendo que era la vida real. Y el oasis de Huacachina es impresionante, el atardecer en el desierto me alucinó. Sin duda, esta excursión fue una de las mejores recomendaciones que nos hicieron de Perú y ¡nos lo pasamos en grande!.

Imagen

No puedo dejar de mencionar Arequipa, la ciudad blanca. El convento de Santa Catalina, que te transporta a otra época y las vistas desde el mirador, donde se ve alguno de los volcanes que están cerca de la ciudad.

En Perú me levanté con ilusión y sin pereza antes del amanecer, y eso sólo ocurre cuando me muero de ganas por lo que va a pasar. Las expectativas de la maravilla que es ver el amanecer en Machupichu eran muy altas, tan altas que me desperté de un salto a las 4:30am. Daba igual lo altas que fueran las expectativas, ver el amanecer rodeada de aquella maravilla era mejor que todo lo que me podría haber imaginado. El tour por las ruinas fue increíble y aprendimos mucho, pero es tan increíble todo allá arriba que nos quedamos a pasar el día en las explanadas de Machupichu y estábamos sentadas, en el césped calladas y pensando las dos “Qué suerte tenemos de estar aquí”. Me fui también con muy buen recuerdo de las simpáticas llamas que estaban por allí.

Imagen

En tan solo dos semanas y menos de medio país pasamos un calor horrible y un frio congelador, subimos a 4000 metros de altura y descubrimos las propiedades medicinales de la hoja de coca. Estuvimos en la playa, la montaña, el desierto y un lago. Y conocimos a gente de muchísimos países, que nos ayudaron a que nuestro viaje se desarrollase de la mejor manera posible.

Para los que estéis pensando en ir, no lo dudéis, GRAN país donde los haya.

-A.

Después del final

l

Hace unos días vi esta foto y no pude estar más de acuerdo con Hemingway. Me hizo ver que hacía mucho que no escribía sobre este tema: sobre lo que realmente duele. He repetido por aquí más de una vez que escribir es terapia personal y gratuita. De la que te ayuda a resolver los problemas de ahí fuera, que la mayoría del tiempo en realidad son cuestiones que tienes sin resolver contigo mismo. No nos damos cuenta y somos así de humanos  orgullosos a veces.

Así que pensé que era hora de ponerme manos a la obra con la tarea de desahogarme y fui directa al grano: me pregunté qué es lo que más me pudo doler de toda mi vida. Y curiosamente lo primero que se me vino a la mente fuiste tú. Tú, sinónimo de dolor, penas y angustia durante tanta eternidad, experto de primera clase en el tema de defraudar con un buen máster en engañar y demasiada experiencia en decepcionar. Han pasado años ya. Muchas cosas han ido y venido en ese tiempo. Y sin embargo tú, junto con el intento de unir distintos imposibles, es siempre lo peor que recuerdo.

Al pensar en ti, me quedé quieta, callada, conteniendo la respiración y esperando a que llegase esa avalancha de dolor que solía acompañar algún cruce descarado y sin autorización previa de tu nombre por mi mente.

Tic tac.

Esperé un poco más.

Tic tac.

Y más.

Tic tac.

Verás, es que era curioso, no llegaba el dolor. Ahí no llegaba nada de nada. Mi mente estaba tan en blanco como la hoja que me había dispuesto a llenar con algo que tuviese una mínima sustancia.

tumblr_mzflm6O9Sh1qkww7to1_1280

Pensé que debía ir más a fondo, así que abrí el cajón veneno de los recuerdos. De par en par. Una caricia. Una mentira. Un beso. Una pelea. Una sonrisa. Un engaño. Fotogramas de un segundo. Uno tras otro, a todo color y alta resolución, un flujo ininterrumpido. Como una película de terror. Y seguía sin sentir nada.

Desesperada, decidí intentarlo por última vez, a ver si me quedaba un último ápice de semtimiento por sacar y, por si las moscas, le di con toda la palma de la mano al botón rojo, ese que se supone que nunca hay que pulsar. Te imaginé ahora, con una vida sin mí. Una rutina sin mí. Un hacerse mayor y aprender sin mí. Una felicidad sin mí. Todo sin mí. Y seguí tan tranquila como si estuviese viendo las nubes pasar.

No puede ser, pensé, no puede ser que lo que ha sido mi mayor fuente de desesperación, y por ende de inspiración, ya no me produzca ni el más mínimo cosquilleo. Nada. Me frusté porque ya no me servías ni para escribir. Y me enfadé, porque después de todo lo que había aguantado, sufrido, confiado en falso, tragado, perdonado en vano, soportado, inserte cualquier otro sinónimo aquí, lo mínimo que me merecía era poder relatarlo para desahogarme a mi manera, anónima y extremadamente efectiva. Pero es que, ya puestos, ni eso me pudiste garantizar. Otra injusticia más de las tuyas.

tumblr_m1hv0s4pej1r4kizgo1_1280

Que después de todo lo luchado por recibir la más mínima aprobación tuya, ya no podía ni recordar la sensación de felicidad de cuando la conseguía.

Que después de soportar todos los doblesentidos, triplesentidos ya que estamos, y sinsentidos, se me había hasta olvidado lo que sentía cuando me acariciabas el brazo y notaba como todos los pelos, uno a uno, se erizaban.

Que después de pactar y aceptar tu partida de un solo jugador, que todos menos yo inevitablemente veían que iba a perder, tu apodo cariñoso para mí había desaparecido de mi mente y los imposibles resultaron ser demasiado grandes.

Que después de aguantar las palabras que se las llevaba el viento y los ojos que iban al suelo, los recuerdos de esas tardes de verano ya no existen en los rincones de mi memoria.

Que después de jugarme el cuello una vez tras otra y aceptar todos los inmerecidos, ya no seguías aquí, aunque en realidad la última vez sólo te quise aquí por orgullo y por eso de tener la última palabra.

Que se puede decir que te olvidé, que te desdibujé permanentemente de una vez por todas, que lo conseguí, que asumí que no había sitio para los dos.

tumblr_n2wk5l5MNb1qazfn1o1_1280

Pero no del todo, nunca del todo, porque al percatarme de cómo había cambiado, de lo feliz que era ya, vi que todo lo había conseguido por la mayor lección que tú me enseñaste: no merece la pena aguantar injusticias a esos niveles por alguien porque esa persona se acabará yendo y, además de sufrir, que ya es poco agradable, te quedará el trabajo de superarlo, que ya cuenta con un nivel de dificultad extrema. Y después de todo eso, no quedará ni un mísero recuerdo bueno para meter al baúl. No te quedará nada de lo que fue, ni la cáscara. No quedarán ni los restos del polvo que salen al rascar de una memoria cualquiera, porque la mente es así de traicionera: deja que sufras para que luego con el paso del tiempo ni te permita quedarte con un solo recuerdo, y muchísimo menos los buenos, para que cuando te preguntes por enésima vez consecutiva por qué pasaste por todo eso, puedas decir “ah amigo, mereció la pena porque…”. Sólo tendrás la sensación de haber sufrido el mayor delirio de tu vida.

Porque como dicen unos, “el tiempo es un homicida cruel”.

tumblr_mtpgkwQmMm1qfji2jo1_1280

Gracias, querido Hemingway, gracias.

– Z

Las dos del “C”

Son las 7 menos cuarto de la mañana de un sábado cualquiera y acabo de llegar a casa. No sé si es la mejor hora ni el mejor estado para escribir, pero no puedo dejar de hacerlo.

He salido de casa después de probarme medio armario porque sabia que él iba  a las mismas copas que yo. Tanto tiempo sin verle, tiempo durante el que aunque no le haya visto ni hablado no le he podido olvidar y he seguido pensando en él. Tiempo en el que él ha seguido ocupando mis horas de soñar despierta, que no son pocas y supongo que también varias horas de sueños por la noche, pero de esos no me acuerdo.

Tanto tiempo en el que he intentado no hablar de él, pero que alguna vez no he podido evitar comentar algo con mis íntimas amigas. Y aunque con este principio parezca mentira hoy no estoy escribiendo para hablar de él sino de una amiga, pero una de las verdad, que aunque ya la consideraba de mis dos mejores amigas, porque JOF es insustituible hoy me ha demostrado más incluso de lo que podía imaginar. Y sé que Z publicó hace poco “para qué sirve una amiga”, pero lo siento, creo que se lo debo y necesito escribir este post.

amigas 2

Porque ella ha estado siempre en mi clase del cole, pero nuestra amistad ha ido creciendo con los años. Porque aunque éramos las dos únicas del “C” eso no nos unía lo suficiente pero el tiempo ha hecho que nos demos cuenta lo que significamos la una para la otra.

Porque hoy ha dejado de ir a una fiesta para ir a las copas que yo quería ir, sabiendo lo importante que era para mi. Porque ha aguantado mis quejas mientras pensaba que me ponía y en vez de mandarme a callar, ha venido a mi casa ha puesto la música a tope y me ha animado convenciéndome de que esta era nuestra noche.

Porque cuando he llegado a las copas me ha dicho “aquí tienes donde elegir” aunque ya sabía más que de sobra a quién me hubiera gustado a mi elegir. Porque cuando he visto al tío que me encanta ligando con una ha intentado distraerme de todas las maneras posibles, para que me lo pasara bien y no le viera con la otra.

amigas 1

Porque cuando les he visto que ya se iban los dos de la mano no ha hecho falta que le dijera nada, que viendo mi cara, ha visto lo que estaba pasando y me ha dado un abrazo fuerte, tan fuerte que sólo te lo puede dar una buena amiga como ella. Me ha dado un beso y me ha dicho al oído “nos vamos a donde quieras”. Me he negado a irme, porque yo “no puedo cambiar mis planes porque ese tío ligue con otra” porque ya me tengo que dar cuenta de que no va a pasar nada y que aunque me duela, aunque lo único que me apeteciese fuera llorar me tiene que servir para ser más fuerte. Porque él no va a poder conmigo, y menos teniendo una amiga como la que tengo a mi lado.

Porque desde ese momento no me ha dejado un minuto sola y se ha ocupado de que yo me lo pasar bien, por difícil que fuera la tarea. Porque me ha llevado a una discoteca y no me ha dado tiempo a dejar el abrigo que ya tenía una copa para mí.

amigas 3

Porque hemos bailado como locas, hecho amigos y ha conseguido que me lo pase en grande. Ha conseguido que YO llegue a las 7 menos cuarto a mi casa, que os puedo asegurar que no es habitual.

Porque tengo una amiga tan buena que ha conseguido que lo que podía haber sido una noche de tragedia haya sido una gran noche. Porque tengo una amiga que no me merezco, pero que sé que va a estar ahí siempre que me haga falta. Pase lo que pase, nos tendremos para sacarnos una sonrisa en los peores momentos.

Porque aunque ya lo sabía hoy he sido más consciente que nunca de la suerte que tengo de tenerle.

blair & serena

Por eso escribo este post, por ella. Para darle las gracias por ser como es. Para darle las gracias por estar ahí, no sólo en los buenos momentos sino también es los malos, y para darle las gracias por hacer que los malos momentos se conviertan en buenos.

-A.

Lista de abril

Abril es un mes que he descubierto, después de reflexionar para escribir esta entrada, que me apetece bastante. Además de que en él se saborean las primeras vacaciones del año (que después de casi cuatro meses, ya era hora), el tiempo que acompaña me encanta. Ni frío ni calor. Ni lluvia torrencial (esperemos) ni sequía. Abril va a ser el mes en el que voy a pisar varias ciudades por primera vez. Abril va a ser el mes en el que voy a superar un gran reto. Abril va a ser el mes en el que se pueden empezar a saborear las terracitas. Abril intuyo que va a ser el mes más apetecible del 2014 hasta ahora. Abril, he de decir, pinta bien. Aquí os dejo mi propio trocito de este mes.

1) Un nuevo descubrimiento musical: Beirut. Están a otro nivel. Mi favorita sin duda alguna se llama “Santa Fe”, que también es el nombre de la ciudad donde comenzaron.

2) Un plan por Madrid: ir al Microteatro. Representaciones de quince minutos, con un público de no más de quince personas en salas de menos de quince metros cuadrados. Además hay bar para esperar entre funciones o para llevarte la bebida a la representación. Me muero de ganas por ir.

MicroteatroPorDineroMadrid33) Un nuevo restaurante con buen presupuesto: El 38 de Larumbe. Tienen un cheesecake que está de muerte y bastante original. Fui a la zona del bar y pienso repetir.

Bistro-El-38-de-Larumbe-3_copy4) Un nuevo restaurante con menos presupuesto: Saporem. No puedo recomendar nada en especial ya que todo lo que probé me alucinó.

saporem_interior025) Una serie: True Detective. 8 capitulazos. 8 horas de actores alucinantes. 8 horas de tensión. Y sucedió lo que creía imposible: me he enamorado más aun de Matthew.

bal-hearing-baltimore-echoes-in-hbos-true-dete-0016) Una tienda: Malababa. Bolsos y complementos muy originales. La última vez que me pasé fue con mi madre y nos queríamos llevar cinco pendientes distintos.

14VB09MOSTAZA_C7) Una obsesión: Mint & Rose. Ahora que viene el buen tiempo (aunque aún hay que esperar un poco más), es un calzado más que apetecible. Transforman un clásico dando un toque muy distinto.

acg__018494-copia-562x3748) Unos descubrimientos curiosos:

  • El hombre que hace la voz de  Winnie Pooh y Tigger, Jim Cummings, llama a hospitales infantiles en su tiempo libre para animar a los niños.
  • El día de su asesinato, Martin Luther King Jr. participó en una pelea de almohadas en su habitación de hotel.
  • Además de emparejarse de por vida, los pingüinos dedican tiempo a encontrar una piedrecita especial para “declararse”.

9) Un libro: “Cinco horas con Mario” de Miguel Delibes. Aún no me lo he acabado. Si os soy sincera, no llevo ni la mitad. Pero me está encantando. Es como oír a tu abuela hablando, de tú a tú, sin ningún tipo de reparo.

Miguel Delibes - Cinco horas con Mario

10) Un consejo: “Sólo hay dos días en el año sobre los que no tienes ningún control. Uno se llama “ayer” y el otro se llama “mañana”, así que hoy es el día adecuado para querer, creer, hacer y mayoritariamente vivir.”

 tumblr_ly2v14ZBfN1qastypo1_500

¡Que paséis un buen mes!

Besos,

Z