Otra vez más

Y una vez más ha vuelto a hacerme lo mismo. Apareces como si nada de nuevo en mi vida, encantador, divertido y sabiendo que donde hubo fuego, cenizas quedan. Pero al poco tiempo, cuando consigues que yo vuelva a sentir algo por ti, desapareces y dejas de dar señales de vida.

No entiendo a que venía ese mensaje después de tanto tiempo sin saber de ti.

“Hola, nos bajamos este finde unos cuantos amigos a Tarifa, te apetece venirte?” Así, sin más, como si fuera lo más normal del mundo. Y como una tonta, pensando que no tenia porque pasar nada y en lo divertido que sonaba un fin de semana en la playa, y tú enseñándome a hacer kitesurf convencí a un par de amigas y allí que nos fuimos.

ImagenEl fin de semana fue mucho mejor de lo que yo me podría haber imaginado. Ya era un planazo de por sí, pero tú conseguiste que fuera el mejor fin de semana del año (o por lo menos de lo que llevábamos de año). Fuiste el tío perfecto, y te ocupaste de mí como si estuvieras locamente enamorado, consiguiendo que yo me lo creyera.

 Y lo has vuelto a hacer, has vuelto a desaparecer cuando yo ya pensaba que esto podía ser algo serio. Has desaparecido después de un par de noches mano a mano en las que lo pasamos fenomenal. Has desaparecido después de haber ido a cenar a aquellos sitios que me decías que me tenias que enseñar. Has desaparecido después de volverme a enamorar.

Imagen ¿Y ahora que? ¿Cómo se supone que tengo que actuar? Me he encontrado a tus amigos y todos me hablan de ti, incluso me han presentado como “la novia de Ignacio.” Me preguntan donde estás y porque no hemos venido juntos. Supongo que ellos no se han enterado de que tú has vuelto a desaparecer. Sonrío y digo que no sé donde estás.

 Y de repente apareces tú, vienes con un par de acompañantes y copitas de más. Parece que te sorprende verme allí, me saludas y sigues como si nada. ¿Por qué has venido a mi bar si sabias que yo voy siempre? Si me has discutido miles de veces que no entiendes el atractivo que le veo a ese sitio. Después de saludarme no me has dirigido la palabra, pero te has ocupado de hablarle a mis amigas de mí, sabias que me lo iban a contar, eso estaba claro. Así te asegurabas que te seguía teniendo en la cabeza.

Imagen Cierran el bar y me voy a casa, con sólo una cosa en la cabeza, IGNACIO: Ignacio ha pasado de mí, Ignacio estaba con una, Ignacio no me ha hablado, He pillado a Ignacio mirándome…. Todo tenía tu nombre y me doy cuenta que me va a volver a costar olvidarme de ti. Llego a casa y encima me escribes. “Buenas noches, que duermas bien”

 Empiezo a pensar que no eres tan bueno como creía, que no te deben de haber dicho nunca que con las personas no se juega, o peor aún, los sabes pero te ha dado igual.

 Y entonces me doy cuenta que otra vez me has vuelto a hacer lo mismo, y otra vez tendré que olvidarte. Pero que olvidarte sólo no sirve, que además tendré que hacerme una coraza contra ti y aprender que si vuelves a venir dentro de un tiempo, que si me escribes y me propones algún plan tendré que ser racional y aprender a decirte que no. Imagen

-A.

Anuncios

73 pensamientos en “Otra vez más

  1. Aprender a decirTE que no.
    Yo también tengo mi “Ignacio” y ahora mismo estoy en la misma fase. Ellos llegan cuando menos te lo esperas y te desmelenan, una vez más. Crear esa coraza es muy difícil, pero a veces es necesaria. Porque lo imposible es lo más tentador, pero la resaca que te deja… Duele.
    ¡Ánimos!

    Pd. La claváis, una vez más 🙂

  2. Acabo de descubrir este blog. Me guardo el enlace!
    Me ha encantado, tenéis mucha calidad a la hora de redactar! Y más tratándose de estos sentimientos! Hacéis buen material, enhorabuena!

    Que curioso que el personaje se llame Ignacio 😀

  3. Lo siento tanto…yo también me sumo al listado de gente que tiene su ignacio particular y es tan intenso todo..lo bueno …lo malo…hacen, deshacen y tienes la constante sensación de que siempre es cuando ellos quieren. Pero no llegas a olvidar, es más, vives esperando. Y claro…¿cómo vas a decir que no? Pues hay que empezar…porque tiene que haber algo mejor. Pero el primer caso es querer y no queremos…

    • No es que tenga que haber algo mejor, es que HAY algo mejor, de eso estoy segura. Hay alguien que no me va a marear así que habrá que esperar a encontrar a ese alguien y dejar de hacer el tonto con los que se creen que pueden hacer con nosotras lo que quieran!

      • cuando nosotras queramos. Depende de nosotras. Yo ya tuve una historia así…y cuando se te pasa (de verdad, se te pasa) te ríes y piensas…en la pérdida de tiempo. Lo más triste de todo es que siempre hay un agente externo para que se te pase, en mi caso una novia. Y ni por esas dejan de volver..y al final piensas en la bala que esquivaste y sonríes. Por algo esa persona no se quedo: HAY algo mejor, seguro. No es malo repetir errores, ni dejarse llevar pero con los ojitos bien abiertos porque desde luego esa no es la persona

  4. Chicas, yo también tuve un Ignacio, durante casi 4 años! Cuando ya estaba completamente desquiciada, apareció sin querer un…llamemosle Daniel, que con paciencia y mucho cariño me hizo ver que el tal Ignacio solo era surimi, no era cangrejo real. Y sin pensar, en una de esas llamadas de Ignacio “casuales”, quedé con él y cuando le tuve delante me salió del alma mandarle al carajo. Que le aguantase su madre, que para eso le habia parido. Han pasado 10 años de aquello. Estoy casada con mi Daniel, y tenemos un bebé precioso. Mi Ignacio tiene 36 tacos, soltero y haciendo esa vida de Peter Pan que tanto le gustaba…solo que ahora está más solo que la una…

  5. querida A, con el tiempo he aprendido que si cometemos una y otra vez el mismo error sera porque todavía algo tenemos que aprender de eso que repetimos. Si siempre cometemos el mismo error, si siempre volvemos a lo que nos hace mal, no sé, será que tenemos que hacer algo distinto para que pase algo distinto 😉
    El vuelve, comprueba que lo seguís queriendo y se va hasta la próxima vez que le entran dudas. ¿Pero que pasaría si un día vuelve y vos no estas? ¿Se daría cuenta del error que cometió? No lo sé… Pero tendrías que intentarlo
    Un gran abrazo desde Argentina

  6. Que identificada me siento… Llevo 6 años viviendo esa situación, y cada vez que sucede me repito a mi misma que no habrá próxima vez, pero que complicado. Lo pero de todo es que sabemos que esa persona únicamente piensa en sí misma y no en nosotras, y aún así tropezamos con esa piedra una y otra vez. Solo espero que la próxima vez, realmente, sea capaz de decir no.

  7. Jaja yo también tengo mi Ignacio, y es exactamente igual, me guardo mis ganas y mis boberas de llamarle, aunque en ocasiones lo hago, para ver si yo también le puedo hacer lo mismo, desbaratarle el mundo cuando aparezco y pues creo que llego a igualar el efecto.
    Sin embargo, la misma fase de desaparecerse me oscurece el alma. Y me niego a continuar el juego, pero esa sensación de felicidad y sentirte que te necesita por esos instantes, es única.

    Ojalá me llegue mi Daniel..como alguna por allí relato…porque este Ignacio, me está dejando sin lagrimas.

    Saludos desde Colombia, te estoy siguiendo porque me parece que escribes fenómenal, completamente identificada con todos tus relatos.

  8. Se parece a mi historia… Vienen, te hacen la mujer más feliz, y luego de vuelta a la rutina de olvidar, y cuando crees que ya está, aparecen, como si tuvieran un radar de cuando te han dejado de importar, ZAS! 😦

  9. Me encanta como escribes. Sinceramente pienso que ese Ignacio no te merece, y lo se suena demasiado a tópico pero es la verdad. Como tu dices no está bien jugar con la gente. También te digo que si se diera el casual de que el se arrastrara por ti deberías regodearte y disfrutar de el como te mereces. Mucha suerte!

  10. Digamos que lo que nos engancha es la magia de lo imposible , el disfrute del momento porque aunque no lo queramos reconocer , sabemos que cuando menos lo esperemos desaparecerá como si nada de lo vivido hubiera pasado. Y cuando menos lo recuerdas , su sombra vuelve a pasar por tu mente , firme , revolviendo a su paso todo lo que una vez os hizo libres . Aunque en cierto modo , a veces es mejor romper las cadenas .

    • Supongo que esta cadena necesito romperla ya, y epero que esta ultima vez se haya roto del todo.
      Para mi lo que me engancha es pensar que va a ser diferente, y que esta vez sí va a salir bien… pero bueno, ya me he dado cuenta de que no, han sido demasiadas veces.

      • Sí , solemos pensar que si nos escribe es porque se acuerda y porque algo le debemos de importar , aunque no lo demuestre . Soy de esas personas que suele creer en las corazonadas en mi caso , siempre pienso que cuando algo no se cierra en su momento siempre vuelve . Esa corazonada de que volverá cuando menos te lo esperes . Y vuelve .
        Supongo que será nuestro punto débil hasta que llegue alguien que nos haga abrir los ojos de verdad . Hasta entonces y por desgracia , nos conformamos con mensajes inesperados de buenas noches y quedadas improvisadas de vez en cuando .

  11. todos queremos algo que no podemos tener…
    la vida está llena de muchos momentos, nosotros podemos cambiar a cada uno de ellos.
    te leo, desde México.

  12. Ay… los “Ignacios”… A, te entiendo perfectamente porque yo también he tenido el mío y dudo si de verdad se habrá acabado o volveré a encontrármelo y, otra vez, volverá a liarme. El problema es que nos dejamos liar (cosa que saben perfectamente). Que una noche cualquiera nos cruzamos y ahí me tiene, como siempre, pero al día siguiente todo es diferente. La felicidad se cuenta con ellos en instantes muy cortos, que luego ni los recuerdas porque el vacío que dejan es peor. Que yo también sé lo que es verle con copas y compañía de más y ese juego de ni contigo ni sin ti. El “mío” esta en su tercera etapa de desaparición, yo me he propuesto aprender a decirle que no, por si vuelve, que probablemente lo haga, lo que no sé es si seré capaz, ¿cómo decirle que no a algo que te encanta? Habrá que intentarlo…
    Sigue escribiendo así, un saludo!!!

  13. parece una novela, muchos ya han contestado con cierta certeza, muchos han pasado por eso, pero nada sirve para el que lo pasa por primera vez. Se tu mismo,a y consecuente contigo, no aprecies tanto al otro-a, tu piensa que quien vales eres tu y siempre tu por encima de todo, el otro no importa solo tu. Nadie es tan importante como para que piense por ti o actues movido-a por el.ella. El tiempo lo arregla todo.

  14. Me encantais!!!
    A., precioso tu post! em encantaría poder plasmar todo eso que siento así de bien escrito. Te debe desahogar mucho..
    Me siento muy identificada con lo de Ignacio.

    Seguid escribiendo mucho y así de fenomenal!!!

  15. Somos tantas con tantos Ignacios… por que hacen esto con nosotras los hombres?
    1º por que nosotras se lo permitimos
    2º por que nos gusta padecer
    3º por que estamos enamoradas del “Ignacio”
    Sabeís que me dijo a mi, mi “Ignacio”?
    …. me gustas por que siempre estas ahí….. ufffffffffffffff!!!!!!!!!!!!!!!!!!! hasta que no te das cuenta que te utilizan y encima no queremos verlo… pasan años. Yo 4 estuve asi.
    Aunque si volviera, que espero que no, seguramente volveria a caer en sus redes, por que estoy enamorada de un sinvergüenza.

  16. Wow! Me identifico con cada una de las palabras escritas! Hasta el nombre! jeje! (que chistoso)… Pues sí! tenemos que aprender a decir no y saber llevar la vida sin esa persona que fue especial algún día!.. Pero hasta que no llegue el adecuado, todo pasa, todo continúa!… Saludos y un enorme abrazo!

  17. Estoy deseando que llegue alguien que haga que Ignacio solo sea un vago recuerdo en tu mente. Sé que llegará, sólo que no sé cuándo. Ánimo, en algún momento diremos no 🙂

  18. Cuanta razón!! Por lo visto somos muchas!! cuesta una barbaridad decir q NO y él se aprovecha. Puros egoísmo por su parte, q encima se creen con derecho a todo….Ni contigo ni sin ti

  19. Un Ignacio se hace presente
    Más bien, un ex-Ignacio.. dejé de serlo, solo espero haberme dado cuenta a tiempo de lo que hacía para no seguir haciendo daño.

    Chicas no se desalienten!, son mejores que ellos!
    Saludos!

  20. Totalmente cierto…. yo tambien lo tuve pero conseguí ponerme “la coraza” y menos mal!! jejeje
    Eso si…. luego es dificil quitarla para ver quien realmente es para ti (que los hay chicas!!) ya que yo creo que he encontrado ese alguien que por fin “si” pero no consigo quitarmela del todo… 😦 Es muy frustrante pero poco a poco espero conseguirlo.

    Me encanta vuestro blog, lo sigo hace tiempo y cada dia me sorprendeis mas!! Enhorabuena por el trabajo tan bien hecho.
    Saludos!

  21. A veces necesitas que duela para dejar de golpearte contra la misma piedra. Yo he caído varias veces en ese juego con un chico, tuvo que llegar un momento en el que decidí que ya bastaba, que tenía que parar de torturarme así a mi misma. Dolió hacerlo, dolió admitirlo, pero estoy mejor sin él que con él. Sigue doliendo, acabo de pasar por ello, pero libera saber que tienes el control otra vez de tus sentimientos. Es duro, pero en el fondo merece la pena. Es mejor estar sola y esperar a que aparezca alguien que te quiera de verdad y con todo su corazón, que estar con alguien que quiera estar contigo solo cuando te eche de menos.
    Y si vuelve dile que se vaya a marear a su casa, mucho ánimo e intenta salir de ese bucle. Tiene que haber alguien mejor y es mejor estar disponible para cuando aparezca 😉
    Me encantan vuestros textos, muchas veces me siento identificada. Me gusta mucho vuestra forma de expresaros.
    Seguid así 🙂

  22. Todas tenemos un “Perro del hortelano, que ni come ni deja comer”. Es su especialidad. Pero hay que ser fuertes y aunque caigas 10 veces (o por lo menos ahí perdí la cuenta yo…), al final se dice NO.

  23. Una vez más, gracias y enhorabuena por el blog.

    Todos los días miro con ansias el blog por si hay alguna entrada nueva.

    Me he sentido muy identificada, desde hace bastante tiempo tengo esta situación con mi propio “Ignacio” Se marcha y me hago a la idea de que las cosas tienen que ser así e intento olvidarle y estar sin él, y cuando lo estoy consiguiendo aparece con un simple Whatsapp o mensaje de Facebook para recordarme que sigue existiendo y estropearme todo lo que he conseguido superar. En cuanto sabe que me tiene ahí de nuevo y que me está volviendo a ganar, se pone firme y se vuelve marchar…y me deja ahí, con ganas de él y de ser yo quien quiere buscarle.

    Yo ya no sé qué puedo hacer, me esta costando mucho esto. Mucho. Y sin duda el problema principal, es que ellos mismos saben que nos tienen ahi.

    Mucho animo, espero que tengamos pronto un “daniel”.

    Besitos para ti y para todas.

  24. Por casualidad he encontrado tu blog porque lo había compartido una amiga mía en facebook, sin duda escribes genial y me identifico con tus palabras.
    Yo creo que toda chica siempre tiene a ese chico que una vez la enamoro y que desaparece y con el tiempo vuelve a aparecer y aunque decirle que no nunca es fácil habrá un día que lo tengamos que hacer.

    felicidades por tu blog, sinceramente me encanta como escribes y te expresas. un beso

  25. Es curioso, puede que sea casualidad o que el nombre de Ignacio venga de la mano de cosas como esta, yo tengo a mi propio Ignacio, literal. Y como me diría mi mejor amiga “Aspiramos a más” Aspiramos a más que esperar a que sé de cuenta de lo que hace, de que no se juega con las personas, porque es verdad, aspiramos a más que un Ignacio que no sepa valorar lo que tiene delante o lo haga cuando quiere, cuando tú, con mucho esfuerzo, ya lo habías superado. Pero supongo que otra ez nos toca lo mismo, olvidar y no volver a caer, a aprender a decir que no.

  26. ¡Bravo, bravo y bravo! Cualquiera que haya pasado por una situación parecida (como es mi caso) se sentirá totalmente identificad@ con lo que escribís.

    He aprendido de la experiencia, y aunque no puedo asegurar que no lo vuelva a hacer, lo mejor es hacer de tripas corazón y pasar página. No responder, dejar de estar ahí siempre, hacer nuestra vida. Me arrepiento enormemente del tiempo que he dedicado a este tipo de personas, literalmente perdido, y os aseguro que nada como retomar el control de tu vida y no dejarte influenciar por gente que no se lo merece.

    ¡Un beso y seguid así!

  27. Tu historia es totalmente un reflejo de la mía, solo que en la mía él ahora está con otra.

    Cada vez que vuelve con esa sonrisa encantadora y te vuelve a hacer sentir tan bien como el primer día, automáticamente mandas a la mierda todas esas noches sin dormir convenciéndote a ti misma de que esa había sido la última vez que se salía con la suya. Cada vez que lo consigue, él se siente más ganador y a nosotras nos considera más perdedoras, así que yo decidí que me había cansado de ser la perdedora en esa historia.

    La última vez que volvió a mí le dije que ya no sentía la necesidad de tener nada con él porque era lo mismo que no me costaba encontrar en cualquier otro chico y que su oportunidad voló en su momento, que ahora solo podía seguir en su perfecta relación con su novia y que seguro que le iba a ir muy bien. Trabajamos juntos y ahora que me da absolutamente igual es cuando él viene detrás de mí y yo sólo puedo pensar: ¡Que se joda!

    Valórate guapa, que es mejor estar sola que mal acompañada 🙂

  28. Me gusta muchísimo tu blog, yo también escribo. Me siento muuuuuy identificada con tu relato, yo también tengo un “Ignacio” en mi vida, éste del que te hablo tiene hasta novia y sigue volviendo, pobre novia…
    Te dejo por aquí un enlace a mi blog por si le quieres echar un vistazo, me gustaría mucho que me dijeras qué te parece y ya si pudieras publicarlo… Yo voy a publicar el tuyo y a compartirlo porque me parece increíble. Un besazo y muchos ánimos!
    http://solosonescritos.blogspot.com.es/

  29. LOQUEELLOSNOSABEN, un blog totalmente desconocido para mí hasta la fecha. Y al que he llegado por casualidad y no sé muy bien cómo. Después de leer un par de entradas anteriores, que me han enganchado he seguido leyendo y al final he llegado a la más reciente, ésta, en la que nos encontramos. La temida “bomba de humo” después del predecible “volví a caer en tus redes”. Creo que con frecuencia nos encontramos antes situaciones que nos desbordan, y cometemos el error de repetirnos “por qué me pasa esto a mí” o más bien, “estas cosas sólo me pasan a mí”. y nada más lejos de la realidad. Porque tristemente, en la vida de todas las lectores existe un Ignacio, al que a media lectura, ya le habíamos puesto cara, nombre y apellidos, y gracias a compartir estos relatos aprendemos a ver las cosas desde otro punto de vista, y lo más importante, con objetividad, e incluso con humor. Sí, con humor, ya que en determinadas circunstancias no queda más remedio que reírse de la vida y seguir hacía adelante.
    Gracias por tu relato.
    No dudo en incorporarte a mi lista de blogs de lectura, visible en mi página, para que otras personas puedan tener también acceso a estas pequeñas o grandes confidencias.

    http://www.lasrubiascaminansolas.es/

  30. ¡Increíble! Me siento tan identificada con este post que podría haberlo escrito yo misma (no tan bien, claro pero la misma historia). Mi pregunta es, ¿por qué vuelve? y sobretodo ¿por qué volvemos a tropezar con la misma piedra, una y otra vez?. Fantástico post, enhorabuena!!

  31. Madre mia! Me a encantado y yo k pensaba k era la unica tonta k caia y caia. Pasa un tiempo casi no recuerdo ya casi ya consige no hacerme daño el pensae en el, pero eso dura poco, el vuelve aparecer como el hombre ke te ha kerido y te va querer mas en la vida. Y dice de kedar, y piensaa, bueno.. Soltera, sola…. En fin que si. No pasa nada. Pero no pasan muxos diaa hasta que el vuelve a desaparecer, vuelve a faltarme ami como persona…. Vuelvo a tener k destruir ese castillo. Teng miedo de hacer mi coraza tan grande que no deje pasar a quien realmente.
    Graciaa un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s