La Navidad para mí

 ¡Por fin podemos decir que estamos en Navidad! El ambiente por las calles cambia, están las luces y decoraciones, escuchamos villancicos y vemos las calles llenas de gente alegre. Todo está animado y nos anuncia que llega la Navidad y el año se está acabando.

Me encanta esta época, pero no me gusta por los regalos, las vacaciones o la comida, que también. La Navidad para mí es mucho más que eso, y me gusta por todo lo demás.

IMG_4335

La Navidad para mí no son simples vacaciones, es volver a casa con mis padres y hermanos y que parezca que nunca nos fuimos. Es estar con mis abuelos, mis primos y mis tíos 24 horas durante una semana y no acabar harta de ellos sino pensando: ¡qué suerte tengo de tener esta familia!

La Navidad para mí no son regalos materiales, sino la ilusión con la que todos preparamos el 24 de diciembre. Es mi tía María subida en una silla y gritando el nombre de quién regala a quién por el amigo invisible. Es ver a los sobrinos saltando de alegría porque Papá Noel está en el jardín y les ha traído regalos a todos! Es ver como mi madre cuando se acerca reyes piensa que volvemos a tener 5, 10 y 12 años, nos hace escribir una carta y acostarnos temprano. Es la ilusión de abrir los regalos como si no hubiéramos crecido y el desayuno en familia del 6 de enero con roscón y chocolate caliente. Es ver que pasan los años pero las navidades en casa no han cambiado.

IMG_4337

La Navidad para mí no son comidas eternas y copas de vino que no paran de rellenarse. Es encontrarse con amigos que no ves desde hace tiempo y pasar buenos ratos con ellos. Es ponerse al día y darte cuenta que algunas se han ido a vivir a otro país, otras se casan y otras están embarazadas pero que por mucho que cambien las circunstancias podemos seguir compartiendo ratos tan buenos como hace años.

La Navidad no es escuchar villancicos americanos que nos ponen ahora en cualquier sitio, es cantar con mis tíos y mis primos las tres estrofas de los villancicos populares que nos sabemos. Es llamar a los que no pueden pasar el 25 de diciembre con nosotros y cantarles (o gritarles) el villancico familiar sin ni siquiera dejar que nos respondan. Es recitar las poesías del abuelo y enseñárselas a los más pequeños porque el año que viene se las tienen que saber. Es darnos cuenta que tenemos unas costumbres familiares “muy normales” que ninguno de los que vienen de fuera entienden. Es pasar la cultura familiar a los más pequeños.

IMG_4336

La Navidad para mí no es salir a un bar y beberme 4, 5 o 7 copas como un viernes cualquiera. Es ir a “nuestro” bar y saber que allí nos vamos a encontrar todos. Que todos hemos vuelto a casa por Navidad y que allí estaremos, desde los que tienen 30 a los que tienen 16. Es saber a la hora que voy pero nunca a la hora que me voy a volver. Es que el gin tonic de después de comer con mi hermano y dos más se pueda convertir en una cena de 40 personas.

La Navidad para mí tiene su verdadero sentido en el nacimiento de Jesús, que cada año nos recuerda que vino a salvarnos. Nos recuerda que debemos ser mejores personas y ayudar a los demás. Me gusta la Navidad porque nos acordamos más que nunca de los más desfavorecidos e intentamos ayudarles para que ellos también pasen unas buenas fiestas.

 Y sí, estoy de acuerdo en que no tenemos que esperar a que llegue diciembre para darle un abrazo a nuestros abuelos, reencontrarnos con amigos, ser solidarios o hacer regalos… Pero por desgracia todo va muy rápido y es en ese momento del año en que todas estas cosas pasan a la vez y me llena una felicidad tremenda.

¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!

IMG_4338-A.

¿Por qué escribo?

 A veces, días como hoy en los que no he parado ni un sólo minuto llego a casa reventada y me pongo a reflexionar. Hoy he llegado y sólo tenía una cosa en la cabeza “tengo que escribir un post”.

He abierto el word y he estado mirando la página en blanco un rato. Yo la miraba y ella me miraba a mí, pero nada, no he encontrado nada que me inspirase como para escribir ese post que sé que le debo al blog. Y en medio de la frustración “de la página en blanco” me he hecho a mi misma esa pregunta que tantas veces me han hecho los demás ¿Por qué escribo?escribir 3 Como la mayoría de las buenas preguntas, ésta tiene una difícil respuesta, me atrevería a decir que ni siquiera yo tengo muy claro por que escribo.

Escribo porque me gusta, me desahoga, me relaja y me entretiene. Escribo porque creo que es una manera de concerme mejor y aceptar muchos hechos que no aceptamos cuando sólo están en nuestra mente.
Escribo porque a veces siento que si expreso las cosas con palabras son más reales.escribir 1 Escribo para mí, o a veces, como hoy, escribo porque siento que se lo debo a los demás.

Escribo porque me gusta leer, y me encantaría aprender a escribir. Escribo porque me he enganchado a ello, y como Z repite en varios posts es algo que acaba creando adicción. Escribo porque lo necesito.

Escribo porque es lo que une a este blog, que ha sido mi proyecto más importante, que lo he cuidado y mimado viéndolo crecer y que tantas ilusiones me ha dado.

Escribo porque se ha convertido en una parte de mí.

Y tú, ¿Por qué escribes?

escribir 4

-A.

Los fantasmas del pasado II

Continuación de Los fantasmas del pasado

tumblr_nesm5nbq1v1s13wj2o9_1280

Era de noche y hacía frío, mucho, como a mi me gusta: bufanda hasta la nariz y manos bien encajadas en la profundidad de los bolsillos. Las luces de Navidad en forma de molinillos gigantes iluminaban todo Serrano. Me encantaba cómo parecía que flotaban en el aire, y me gustaba creer que cada lucecita almacenaba la ilusión de alguien, por peculiar que fuese. Era una pena que los molinillos reales, a pesar de transportar algo tan valioso como un deseo, siempre se acababan cayendo al suelo y hundiendo sin más.

A esto le iba dando vueltas con la mirada en otro lugar, esperando a que el semáforo se abriese para cruzar, cuando te vi. Miré dos veces porque no me lo creí. Y una tercera por si acaso, que las distancias no son mi fuerte.

Había pasado mucho desde la última vez que te pude entrever, escondiéndome en las masas de Gran Vía. Esta vez no había huida, yo en primera fila en el cruce, tú más de lo mismo en la acera de enfrente.

Vi que me habías visto. Mi cara reflejada en la tuya. ¿Y ahora qué? parecía que me decías.

Volví a mirar al semáforo. Parecía que llevaba cerrado una hora.

99b6dbc0504594c751002cac73bc77fa

Dos años y aquí seguíamos. Silencios incómodos, miradas furtivas, y una larga lista de palabras nunca dichas. Rebotes de pupilas, sonrisas torcidas y las cosas que nunca te dije, enumeradas de uno a cien. Todos nuestros fotogramas recorrieron mi mente.

El semáforo seguía en rojo y me mirabas. Seguías teniendo esos ojos que siempre veían más allá. Esos jodidos ojos color mar revuelto. Esos ojos que creaban mil preguntas y dejaban un millón sin contestar.

Pero esta vez no fue como la anterior. No me empecé a preguntar mil y una cosas llenas de “y si supieras” o “si hubiésemos hecho esto”. Sólo me dediqué a mantener la mirada, y en seguida supiste por donde iban los tiros.

Mente en blanco. Semáforo en verde. Un pie delante de otro. El tiempo parecía ir un poco más despacio, una especie de ralentización en la que oyes demasiado alto tu respiración o como suenan las ruedas del coche que frena sobre el asfalto a tres metros.

Ya casi a la mitad, estábamos muy cerca, y sin dejar de mirarnos.

Pero cuanto más cerca te veía, más desaparecía la imagen que había tenido de ti tanto tiempo y más emergía un extraño. Una especie de transformación etérea que solo veían mis ojos.

e2d60ca16222bbf9e991074e28c57e41

Y vi que ya no eras la persona con la que, tumbados en la cama hasta las mil y una, escuchaba a ese grupo, un casco para cada uno. Como si ese fino cable blanco era lo único que nos unía.

Intenté recordar el olor de tu colonia y descubrí que era algo que se me había escapado hace mucho.

Ya no me importaba saber si te habían dado ese trabajo, o si habías encontrado a otra con la que dejar de contar las horas. Resulta que es posible que las comparaciones se queden cortas. Muy cortas.

Me daba igual si seguías siendo fiel a tu costumbre de ir solo a cenar fuera si se trataba de una buena hamburguesa, si jugar a esos videojuegos que yo no entendía seguía siendo uno de tus pasatiempos preferidos o si seguías teniendo una sonrisa con mirada felina.

Ya no cavilaba sobre si esa frase tuya haría que todos mis problemas saliesen volando por la ventana. Triple mortal y de cabeza.

No me importaba lo más mínimo cómo contases nuestra historia, o ni siquiera si lo hacías, para bien o para mal. Porque, al verte así de cerca, noté que ese episodio nunca fue lo que creí que era. Esos son los engaños de la mente que nos aferra a pasados rotos creyendo que así se arreglan. Tardé demasiado en darme cuenta de que lo nuestro no se fue rompiendo en más añicos tras cada sinsentido, sino que nunca nació de una sola pieza. Y es que siempre le faltaron partes al rompecabezas de tú y yo.

La cuestión era, que cruzando ese semáforo, vi que tú quizás llegaste a ser algo, pero que nunca lo fuiste para mí.

Que ya pasó mucho tiempo desde la última vez en la que me preocupé si leías lo que escribía, y que no me acuerdo de cuando fue la última vez en la que escribí algo que solo era para tus ojos.

Que éramos básicamente unos desconocidos.

Que había descubierto con el paso del tiempo que no fuiste mi tiro más preciso, como yo creía. Que no di en el blanco, más bien que la flecha voló sin rumbo hasta que cayó al suelo. Es irónico eso de ver las cosas con perspectiva.

483ce11e2cd6b7d202f0f2e6995e3e96

Y ya en el centro del cruce, a veinte centímetros de ti, a punto de rozar manos, me acordé de esa frase que escribí: en ocasiones deseamos que sucedan ciertas cosas y cuando llega el momento nos damos cuenta de que no queremos más que dejar pasar ese tren.

Y creo, que en ese mismo instante, lo supe, sin mediar palabra.

Un paso más y saliste de mi campo de visión.

Miré al cielo y vi los molinillos, y entendí que la cuestión nunca ha estado en si te caes como ellos cuando dejan de volar, sino en si viene un viento de los fuertes y te vuelves a levantar.

– Z

La lista de regalos

Un año más se acercan las fechas con más significado de todo el año. Cada uno las vive y disfruta a su manera particular, pero al final, de una forma u otra, todos acabamos compartiendo algo, ya sean detalles, cenas o momentos con las personas que nos rodean. Por eso este mes hemos decidido hacer una lista diferente y un poco más larga: la lista de regalos. Porque queremos compartir algo especial con vosotros, un trocito de la Navidad, que son los regalos. Porque, aunque algunos nos vayamos haciendo mayores, no implica que estos gestos signifiquen menos. Y sobre todo porque nos morimos de ganas de que llegue ese momento y esto nos acerca un poquito más. Ha sido difícil la tarea pero aquí os dejamos las cosas que más nos han gustado para dar y recibir este año.

1.Un reloj de Mr. Boho. Habíamos oído hablar mucho de esta marca de complementos por el boom de sus gafas de sol, pero nos han encantado sus relojes,sencillos pero perfectos para cualquier momento. Nos ha costado mucho decidirnos por uno, por lo que os animamos a ver su web y ver por vosotros mismos los relojes y demás complementos!

Captura de pantalla 2014-12-02 a la(s) 00.04.492. Un bolso personalizado de Mattea Bags. Descubrimos esta marca hace un par de meses y desde entonces no se nos ha quitado de la cabeza. Nos imaginamos con un bolso totalmente personalizado y con nuestras iniciales grabadas y ¡no podemos esperar a tenerlo en nuestras manos!

Clutch-Mattea-Bags_Naranja-y-verde-con-bandolera_grabado_9000eur3. Para un regalo de esos que duran toda la vida y lo heredarán nuestras hijas, os presentamos la marca Gold & Roses. Es una marca nueva que se lanzó en septiembre y ya está en 80 centros de grandes almacenes. Son joyas de oro de 18kts y piedras preciosas naturales. Nosotras nos decantamos por este collar perfecto para llevarlo siempre.

GR024-COLLAR-ORO-ROSA-DE-18KTS-CON-UN-DIAMANTE-CENTRAL-50cm-199E4. Después de llevar ya más de un año desde que nos graduamos y trabajando mucho, creemos que un buen regalo es un maletín para el portátil que sea elegante y distinto, como este de Michael Kors.

HA2335. Somos muy aficionadas a conocer lugares nuevos en Madrid. Por ello, nos encanta el plan de regalar una cena. Recomendamos Santo (C/ Caños del Peral, 9), un brasileño con un giro interesante. No es lo típico y además la zona en la que se encuentra permite alargar la noche con unas copas.

230584_417624674961743_497444770_n


6. Otro regalo es un ramo de flores de la floristería Moss de Madrid. Es un detalle tradicional con un toque distinto, gracias a sus artistas, que se deja de lado en Navidad y hay que reivindicar.

moss-collage-47. Para cuidarnos más la piel, que será uno de mis propósitos de año nuevo me parece un regalo perfecto un set de cremas de Kiehl’s. Es muy recomendable su contorno de ojos y el Midnight recovery concentrate, que hace que te despiertes con buena cara!

Captura de pantalla 2014-11-30 a la(s) 21.59.208. Nunca está de más regalar algo para la casa agradeciendo cualquier evento que nos inviten en Navidad. En este caso nos decantamos por una vela aromática de Jo Malone, tienes miles de olores para elegir cual es tu preferido.

Captura de pantalla 2014-11-30 a la(s) 22.00.529. Otro regalo personalizado que os proponemos es Polabox, una nueva manera fácil y original de imprimir vuestras mejores fotos desde las redes sociales – Instagram, Facebook, tu smartphone u ordenador. Nosotras nos hemos encangado una Polabox Navidad, en la que se imprimen 30 fotos en formato Polaroid guardadas en una caja muy original y así guardaremos 30 momentos que no queremos olvidar de este 2014 que acaba.

pnoel4

10. Un nuevo descubrimiento ha sido la tienda Cosette. Están en Ayala y Claudio Coello y el jueves 4 de diciembre se estrenan con su primera pop up store. Nos ha encantado su ropa y especialmente su bisutería. Este año intentaremos hacernos con uno de sus anillos. Este nos ha encantado:

044.151-340x412

11. Ahora que empieza la temporada de esquí un regalo que pensamos que es muy buena opción es un pantalón de esquí para renovar el look y estar estupenda. Nos encantan los pantalones estampados o de colores fuertes, pero nos decantamos por estos rosas o los amarillos de Decathlon.

Captura de pantalla 2014-11-30 a la(s) 22.11.5112. Buscar un sitio original y encima regalarlo a alguien como un viaje es de las cosas que más divierte. Nos ha enamorado Pedras Salgadas Spa Nature Park en Portugal con sus casa árbol. Es perfecto para viajes en cualquier estación, según el paisaje que más te guste. Tenemos pendiente la visita.

224

13. Por último creemos que un regalo perfecto para navidad es una cesta gourmet de Cristina d’Oria. Es una empresa joven que se dedica a la alta cocina de calidad y a buen precio. Sólo he escuchado maravillas de esta empresa, por lo que stoy deseando probarlo. Se puede comprar Online o en hasta el 5 de enero en Hermosilla 29 en un pop up especial de navidad. Os animamos a probarlo y pedir el foi mi cuit a los tres vinos.

Captura de pantalla 2014-12-02 a la(s) 00.12.38

¡Felices Fiestas!

A y Z