Costes de Oportunidad

Aquella noche, cuando ya llevábamos varias copas de más y un par de horas pasadas las dos (deberíamos hacer caso a Lily, después de las dos de la mañana no pasa nada bueno) me diste unas lecciones de economía aplicada al amor que nunca he olvidado.

Hace ya casi siete años de esa boda, pero han sido muchas las noches que me he acordado de “tu clase”, y hace un par de meses, cuando leí el post de La Recena que se titulaba El coste de oportunidad no pude evitar acordarme de ti.

co2

Siempre te gustó quedar por encima de mí, y por eso te encantaba llevar un año mas en la misma carrera y universidad que yo. Como si yo estuviera siguiendo tus pasos… Y aquel día cuando justo había acabado mis exámenes de primero me preguntaste con una sonrisa si había aprendido lo que eran los costes de oportunidad. Todavía dudo si aquella sonrisa era porque con la pregunta estabas examinando lo que había aprendido en el año o porque sabías que te contestaría con la lección perfectamente aprendida y las palabras exactas que me había estudiado, y te podrías volver a meter conmigo por ser “doña perfecta“.

Para alguien que no sepa lo que es, como bien define La Recena, el coste de oportunidad es el valor de la mejor opción no realizada. Aquello a lo que renunciamos cuando tomamos una decisión

Tú me hablabas de éste coste haciendo referencia al resto de invitados de la boda con los que podríamos estar ligando, y a los que ni tú ni yo estábamos haciendo caso, porque habíamos decidido que la mejor opción éramos nosotros. Hubo muchas noches que siguieron a aquella en la que por mucho que valiese la mejor opción no realizada nos parecía poco alado de lo que valía la opción de estar juntos tú y yo.

co3

Sabíamos que no eso no iba a nada, y es por eso que me preguntaste si sabía lo que significaban los costes de oportunidad, porque sabíamos que estábamos dejando pasar oportunidades por empeñarnos en algo que a todas luces iba a acabar en fracaso. Por algo que no iba a funcionar nos cerrábamos a opciones mucho mejores, pero nos daba igual. Pensábamos que lo bien que lo pasábamos juntos, aunque sólo fuera una noche, nos merecía la pena.

Pensábamos que bailar nuestras canciones y que me cantaras al oído las letras era algo sólo nuestro, y a mí me hacías creer que eso que me decías era verdad. Pensábamos que la complicidad y la confianza que tú y yo llegamos a tener no la tenía cualquiera, y eso nos hacía especiales. Pensábamos que el hecho de que pudieran pasar meses sin vernos y a los cinco minutos de estar juntos pareciese que nunca nos habíamos separado tenía que ser algo especial. Pensábamos en definitiva que no había nadie que encajase mejor que tú y yo juntos, y eso, eso fue nuestro gran error.

co5

Me hizo falta que una tercera persona apareciese para darme cuenta de lo que estaba dejando pasar, de lo que me costaba esas noches contigo que se acababan cuando me iba a casa, esperando al principio ese mensaje que más tarde aprendí que nunca llegaría. Me hizo falta que una noche contigo me hiciera sentirme mal y sentir miedo por poder perder a la otra persona, que estaba conociendo, para darme cuenta de las oportunidades que estaba perdiendo malgastando el tiempo contigo. Me hizo falta que alguien me encontrara y luchara por mi como nunca habían hecho, para darme cuenta del coste de oportunidad que me estabas suponiendo.

Tengo que reconocer, que aunque nuestra historia no fue ni mucho menos perfecta de nuestros errores saqué muchísimas enseñanzas, como la de los costes de oportunidad que ahora que estoy en una situación parecida no puedo sacarme de la cabeza.

Y después de haber pensado tanto en esto, me pongo a darle vueltas, y no sé si está bien o mal pensar en lo que estás dejando pasar cuando decides estar con alguien. No sé si deberíamos de simplemente estar ciegos por esa persona y ni siquiera plantearnos que hay alrededor. Quizás es muy frio y calculador eso de pensar en los costes de oportunidad…co1

Pero lo que si sé es que las oportunidades están ahí y no vuelven. Que si las dejas pasar desaparecerán, y que tenemos una vida y hay que vivirla, así que lo que no puedo hacer es pensar en quién no se lo merece, y dejar pasar oportunidades cuyo coste es mucho mayor que la opción que no me deja verlas.

-A.

Anuncios

Lista de mayo

10968314_777571158998612_6135697149525431389_n

No sé vosotros pero, en mi caso, mayo está siendo un mes de locura constante, de no parar e intentar fracasar en estar en mil sitios a la vez, de trabajar demasiado, de pasar más tiempo en aviones que en tierra firme, y de echar mucho de menos la comida de mi madre. Así que refugiarme de vez en cuando en mi oasis personal buscando las cosas que más me gustan en Internet y aprovechando los viajes para escaparme y visitar sitios nuevos, he de admitir que me ayuda bastante. Aquí comparto con vosotros una pequeña lista de las cosas que me están ayudando a sobrevivir este mes.

1. Los bolsos de las hermanas de South Sisters. Además de ser muy ponibles y con una estética alucinante (me encanta que sean bicolor), son grandes y caben mil cosas en ellos. Ahorran sitio en la maleta ya que se pueden llevar como cartera de mano o con asa.

Capture

2. El restaurante La vaca y la Huerta: en una visita exprés a Madrid tuve la suerte de conocer este restaurante. Están en la calle Recoletos 13, una de mis zonas favoritas de la ciudad. El servicio un 10 y la comida un 20 por su altísima calidad. Es un lugar perfecto para desconectar. Recomiendo la carne de autor, pero me quedo con todo lo que probé.

GALERIA9

3. Los platos preparados de Wetaca: esta empresa me ha salvado la vida este mes. Reparten la comida los domingos por la noche y te dura toda la semana. Para los que tenéis mucho lío, 100% recomendable. Siempre tienen platos nuevos y para todos los paladares, así que nunca te cansas.

d70f4c3d8ed1fe88b486617cec8196fa4cbdbe8a_packaging

4. Las alpargatas de Presili: son perfectas si buscas un zapato cómodo para andar por todos lados y que puedas llevar en verano sin cocerte los pies. Además, vienen en mil colores y con o sin cordones, son españolas y están hechas a mano. A mí personalmente me han enamorado estas:

Capture

5. La Escuela de cocina Telva: me ha sorprendido mucho este proyecto que lleva Telva para bien. Ofrecen cursos de todo tipo y duración pero lo que más me ha gustado es la idea del plan distinto que proponen – ir un viernes por la noche con mis amigas, cenar ahí y además aprender a cocinar algunas cosas. Otra forma de evadirse.

tumblr_nnt2ms9mvI1r5s8dro1_500

6. No solemos recomendar lugares que no estén en Madrid, pero con este no puedo resistir a la tentación. Cada vez que voy a Berlín, que últimamente es mucho, intento pasar por The Barn. El café es de los mejores que he probado (los bizcochos también) y el ambiente de paz que hay hace que quieras tirarte toda la mañana mirando a la gente pasar por sus ventanales. Este es uno de mis pequeños oasis.

8067263455_cc7dfe7f08_b

7. Con tanto viajar, he empezado a obsesionarme con las maletas. Cada vez que estoy en el aeropuerto, me fijo en las maletas de la gente, intentando buscar las más originales con estilo. Las que van ganando por ahora son las de Rimowa. Algún día me haré con una de ellas.

rimowa02-739x1024

8. Lo nuevo de Mumford & Sons The Wolf me acompaña en todos mis viajes. Es genial. A ver cuando se pasan por España.

Been wondering for days How you felt me slip your mind Leave behind your wanton ways I wanna learn to love in kind Because you’re all I ever longed for

9. Este libro:

libro-el-hombre-que-plantaba-arboles

Se lee en menos de una hora pero tiene muchísima fuerza. Me hizo reflexionar de verdad sobre el valor de la paciencia y el legado que dejamos atrás. Cuenta lo que un hombre construyó sin necesidad de reconocimiento alguno, sólo por el hecho de ser feliz, y cómo eso le cambió la vida a muchas personas. Leedlo.

10. Esta frase

Me gustan las personas que tienen que luchar por obtener algo. Los que teniéndolo todo en contra, salen adelante. Ésta es la gente que me fascina. La gente fuerte. – I. Allende

Porque nos gustan los supervivientes. Los luchadores. Los inconformistas. A los que no les vienen las cosas fáciles pero, siendo así de geniales, siempre saben rodearse de lo mejor. Esas personas que jamás dejaremos escapar de nuestras vidas porque son nuestra luz, y nos cuesta compartirlas. Sí, esas. Vosotros sabéis quiénes sois.

tumblr_nn77lyFMIy1r6c9sfo1_500

Feliz mes.

Z   Fotografías: Ellen Adkins, South Sisters, La Vaca y la Huerta, Wetaca, Presili, Ashlae W, Devanwells, Rimowa, Anónimo, Amber Schaefer.