Consejo de Sabias

El consejo de sabias es esa reunión virtual, física o telefónica que te permite gritar, llorar, rajar o reírte sin remordimiento ni reparo.
Es ese grupo de Whatsapp en el que si no tienes 2398134718374 en un día, ha tenido que caer el cometa Halley en la Tierra.
El consejo aporta más conocimientos una noche de domingo que todo aquello que pretendieron enseñarte en la Universidad.

Es una especie en extinción. Encontrar ese grupo de confort donde puedas compartir el más tremendo de tus selfies de resaca, el modelo de bikini que te pruebas en Enero y necesitas el OK de oh, esas sabias, o esa cena de lunes-primer-día-de-régimen a base de morder un apio que te hace sentirte Gisele Bündchen y quieres compartirlo solo con ellas.
Es el grupo en el que podrás pedir cualquier tipo de ayuda, ya sea para ver si te favorece ese mono negro o cortar el cable rojo, la solución la tienes. Yo en este caso pedí inspiración para un post y como no me la dieron decidí inspirarme en ellas. Lo dicho, la solución la dan.

amigas 3

Se constituye como una institución firme y casi sagrada, con estatuto y código de conducta y cuanta con, por supuesto, sus miembros, que son la parte más importante del consejo, normalmente muy diferentes y cada uno de ellos con un indiscutible papel.

Mi consejo de sabias está formado por las siguientes:

La fiestera
En todo grupo de amigas que se precie tiene que haber una fiestera y puedo decir que seguramente la nuestra se lleve la palma. No hay día de la semana que no salga a cenar y se conoce todos los nuevos bares de Madrid. Vive embalsamada en ginebra y su semana es un trámite hasta llegar al jueves. Siempre está dispuesta a una juerga y ¡es la mejor compañera para ellas! No sabemos de dónde saca la energía pero no duerme y eso no parece afectarle. Hay que resaltar que aunque salga prácticamente todos los días no se hace amiga de cualquiera y la han clasificado más de una vez como “la antipática simpática”. Tras muchos años de amistad he llegado a la conclusión de que es simpatía selectiva, solo se muestra cómo es con quien quiere, pero cuando lo hace es adictiva.

fiestera

La señora
En el lado opuesto todos tenemos a esa amiga seria que ha actuado como una señora desde que era pequeña. Ella es mandona por naturaleza, y se cree que todas tenemos que hacerle caso. Se escandaliza con nuestros planes y nuestros horarios y piensa desde que tenemos 15 años que deberíamos de llevar una vida ordenada. Es la más responsable de todas y si ella va a algún plan nuestras madres están tranquilas porque piensan que hay alguien que pone la cabeza por las demás. Lo que no saben es que casi nunca sale de fiesta, ¡pero que el día que se suelta la melena no hay quien la pare!
En el fondo, nos cuida a todas y nosotras se lo agradecemos mientras nos metemos con ella diciéndole que es peor que una madre.

La Telecincolover
Se traga todo lo que emita Telecinco y se sabe la vida y obra de todos los concursantes de GH en todas sus ediciones. Se siente más atraída por las cosas que brillan que Golum por el anillo de poder.
Todo lo que le pasa queda apuntado en su agenda anual, cuantos más pelos tenga ésta mejor (según el año puede diferir entre cebra o serpiente).
Mide casi 1,90 pero no sale sin sus tacones, para recordarnos a las demás que debimos hacerle más caso a nuestras madres y comernos él petit suis. Trata con Ylenia de tú a tú e incluso llevan la misma melena.

 La drama queen.
La Odisea de Homero se convierte en un cómic comparado con su día a día. Desde la incertidumbre de cómo peinarse el flequillo hasta qué hago con el trabajo…
La eterna duda que da un giro de 180º resolviéndose cuando el resto del consejo le aclama ese necesario “no te ralles tía, esta fenomenal” que varias veces termina con “no seas pesadaaaa” y muchas risas.
La queja sin tapujos es su columna vertebral compartiendo con el resto sus dramas propios de telenovela de los 80…
Brilla por su naturalidad y humor; reírse de ella misma es la mejor de sus medicinas, y cómo no, la nuestra.
Amiga de sus amigas y compañera de dramas dietéticos con el resto; Moderadora de debates del grupo para decidir cuántas piezas de makis son lícitas un lunes por la noche o si hay que contestar o no a ese mensaje de madrugada…
Nos necesita…y nosotras más a ella.
amigas 4

La TOC ansiedades
Según sus horarios las 9 de la mañana ya es mediodía. Cuando tú sales para la oficina ella ya ha ido al gimnasio, se ha hecho un caldo para cenar y ha ordenado su armario.
Fashion Victim por naturaleza, no faltarán las últimas tendencias en sus outfits aun cuando tú no te has hecho a la idea de que vas a tener que ponerte ESO en unos meses.
No duerme, porque el mundo sigue girando mientras vosotros, flojos, lo desperdiciáis durmiendo, y la colada no va a hacerse sola!!!! Las tres de la mañana es una hora como otra cualquiera para llamar histérica a contarte que su ex (al que ya había olvidado) ha subido una foto a Facebook con su nueva novia.

La metódica
La conocí con 15 años y ya tenía hecho un Excel con el nombre de sus 5 hijos, el colegio al que los iba a mandar, y lo que iban a comer hasta el día de su primera comunión.
Su vida pasa entre filas, columnas y hojas de gastos.
Su cabeza es un calendario y no puede dejar de planificar su vida, ya que tiene que ir a todos y cada uno de los eventos que se precie. Tiene una agenda más completa que un ministro y para poder tomarte una cerveza con ella hay que pedirle cita con dos meses de antelación.
Es capaz de seguir con rigurosidad todos sus planes excepto sus dietas, que comienzan todos los lunes y acaban en el desayuno de los martes. “Tía a ver es que he tenido que comer con los de la ofi, y habían traído brownie”.
A los tres días de conocerla deja de sorprenderte que tenga planificado los días en los que toca cortarse el pelo.

La filosófica
vive en un mundo paralelo y su máxima es “vive y deja vivir”, da igual lo que le cuentes siempre te aconsejará citando a Coelho.
Es trabajadora aunque nada organizada, siempre llega tarde, pero por mucho que te irrite eres incapaz de enfadarte con ella, buena y generosa, es la mejor amiga de sus amigas y siempre defenderá a los suyos.
Tiene una obsesión con las redes sociales, en las que tiene que compartir cada momento de su vida y acompañar cada foto con una reflexión filosófica, y mientras más larga sea mejor, y no intentes quejarte de ello porque la única respuesta que puedes tener es que eres una insensible.
En su otra vida vendió su alma a Mr. Wonderful…”sonríe, hoy puede ser un gran día”.

Processed with VSCOcam with se2 preset

Porque como veis cada una tiene sus particularidades, pero juntas son el mejor Consejo de Sabias que yo podría tener.

Por todos los Consejos de Sabias porque sin ellos estaríamos perdidas.

-A.

En colaboración con las tres As del Consejo de Sabias.

Anuncios

Lo que aprendí de Disney

Fiel a mi adoración por Disney este fin de semana llevé a mis primas pequeñas a ver Maléfica. Me encantó la actuación de Angelina Jolie y el hecho de que cambiaran un poco la historia, para darle algo de intriga. Pero sobre todo me sorprendió la moraleja del fina de la película “No hay amor más verdadero que el amor de madre”, o desde luego esa es la moraleja que yo saqué.

ImagenEntonces me paré a pensar, ¿por qué habrá cambiado Disney un final feliz de príncipe y princesa enamorados? ¿Será por la cantidad de críticas haciendo referencia a las falsas expectativas que nos crea sobre el amor las películas de Disney? Y entonces pienso… ¿Por qué se habla tanto de que Disney enseña un amor ideal y un mundo utópico en vez de pensar la cantidad enseñanzas que podemos sacar de sus películas?

Y me pongo a pensar en cada una de las películas que he visto tantas veces a lo largo de mi vida. Y me doy cuenta que Disney me ha enseñado que lo importante está en el interior, la Bella y la Bestia demuestran que cuando quieres a una persona la apariencia da igual, la belleza no significa nada. Shrek lo reafirma, demostrando que Fiona no tenía que ser perfecta para que ser feliz.

ImagenPinocho me enseñó algo que considero esencial, y es la honestidad.

Pocahontas y la Dama y el Vagabundo me enseñaron a aceptar las diferencias. No debemos de tener miedo de que haya personas diferentes a nosotros, sino aceptarlas y aprender de esas diferencias, que nos enriquecerán. Las diferencias nos hacen especiales.

ImagenCon Mulán aprendí que hay que luchar por lo que crees, por difícil que sea la batalla, para recalcar esa enseñanza el padre de Nemo nos demostró que no hay que rendirse, como diría Dory “sigue nadando”. Ya Dumbo demostró que todo es posible aunque no lo puedas ver inicialmente, y nos hace plantearnos: ¿Ver para creer o creer para ver?.

Peter Pan me enseñó algo que ahora empiezo a valorar, y es que nunca somos demasiado mayores para pasárnoslo bien. Llega un momento, yo diría que a los veintitantos que empezamos a vernos mayores para hacer el tonto, pero deberíamos de pensar más en Peter Pan y aunque con cabeza disfrutar de nuestra juventud!

Blanca Nieves me enseñó algo fundamental para la vida laboral, y es que el trabajo en equipo es mucho mejor que el individual. Es más divertido y satisfactorio.

ImagenLa Cenicienta me enseñó la importancia de la actitud. Como el positivismo puede hacerte sobrellevar cualquier situación con una sonrisa.

Lilo & Stitch me enseñaron que Ohana significa familia y la familia nunca te abandona.

En todas y cada una de las películas hacen referencia a la importancia de la amistad, y es que Disney nos enseña que un amigo es aquel capaz de hacer lo que sea para ayudarte.

Entonces me doy cuenta de la importancia que ha tenido Disney en la formación de mi carácter, y que debería de pensar más de una vez en todos estos valores que me enseñan las películas. Y me acuerdo de mi frase preferida…

Imagen

HAKUNA MATATA.

-A.

Una conexión especial

Hay gente con la que se tiene una conexión especial, de eso no me cabe la menor duda. Con algunos tenemos química desde el principio o como yo suelo decir hay feeling. No sé porque será eso, y tampoco me he preocupado nunca mucho por ello, pero la verdad que es algo que me encanta.

Ayer me reencontré con un viejo amigo que me ha hecho pensar sobre este tema…

Hacía mucho que no le veía, irme a Dublín rompió mis rutinas de las clases de francés por las tardes, y de verle todas las semanas. Los martes y jueves eran nuestros días, de 7 a 8 y 30, aunque algún día lo alargamos con una cerve después de clase.

No me cayó demasiado bien cuando nos presentamos, se dio ciertos aires de prepotencia, supongo que pensando que yo era una niñata de 17 años y creyéndose mayor, pero nos bastó una hora y media para que se produjese esa conexión especial entre los dos. Al final de esa primera clase supimos que íbamos a ser especiales el uno para el otro.

ImagenProbablemente él fue la razón por la que yo no me salté ninguna clase, y por la que me volví a apuntar cada año a la academia. Tres años de clases, tres horas a la semana nos dieron para conocernos suficientemente bien. No hubo un solo día que no nos sentásemos juntos y comentáramos sobre cualquier cosa, contándonos mucho más de lo que le puedes llegar a contar a un simple compañero de clase. Y así llegó a conocerme mejor que muchas de mis íntimas amigas. No sé si me asustó o me sorprendió la primera vez que me dijo algo acerca de cómo era yo, con un simple comentario dejó al descubierto una de mis debilidades que yo creía más ocultas, y me di cuenta que en poco menos de un mes me había calado por completo. Algo había entre nosotros que hizo que la confianza surgiera rapidísimo y estuviéramos especialmente cómodos el uno con el otro.

Supongo que son cosas de la vida, que hay gente con la que vas a conectar en seguida, pero entre nosotros había algo más. Nunca dijimos nada, nunca hubo ningún acercamiento pero la relación no era solo de amigos y había una chispa especial, un tonteo que hacía que nos lo pasásemos fenomenal el uno con el otro.

ImagenHabía algo que hacía que el tiempo volase cuando estábamos juntos, y siempre se nos hiciera tarde. Que cualquier plan, si íbamos a coincidir ya nos pareciese divertido.

Supongo que el hecho de que nunca coincidiésemos solteros los dos fue lo que hizo que nunca pasase nada entre nosotros, pero cuando acabé las clases antes de irme a Dublín me moría de la pena pensando que ya no le vería más. Y entonces pensé que había perdido la oportunidad y que debía haber movido ficha para tener algo con él. Me propuse que si le volvía  a ver sería más directa, y no me quedaría con la duda de si tenía que haber ligado con él. Todos estos sentimientos eran muy fuertes entonces, pero en dos años sólo había hablado con él un par de veces, nos felicitamos el cumpleaños de cada uno y poco más. Así que simplemente se había quedado en un tío que fue especial, al que le había tenido mucho cariño pero que había desaparecido de mi vida.

Ayer, supongo que por casualidades de la vida, por el capricho del destino o porque Madrid no es tan grande como creemos nos volvimos a encontrar. Estábamos en una discoteca, cada unos con sus amigos, pero cuando nos vimos nos hizo una ilusión tremenda a los dos y nos olvidamos del resto del mundo.

Nos pusimos al día, que hacíamos cada uno ahora y que había sido de nosotros en los últimos dos años,  un resumen de las hazañas mas importantes y entre risas y copas fue pasando el tiempo y como una evolución natural de la conversación llegamos a hablar de nosotros, eso que había sido un tema tabú salió bromeando y nos pareció lo más normal. La conversación estuvo llena de ironías y bromas, pero así era mas fácil,  entonces el me dijo “entre broma y broma la verdad asoma” y me hizo ver que los dos pensábamos igual, que entre todas esas risas había mas de un sentimiento escondido y la conversación se fue dirigiendo a que podría pasar ahora,  cada vez menos irónica,  cada vez mas seria.
Habíamos estado tan bien juntos que no nos habíamos dado cuenta de la hora pero ya era muy tarde y estaban cerrando.  Nos despedimos como dos buenos amigos que hacía tiempo que no se veían y me fui a casa con una sonrisa de oreja a oreja.

Imagen

Esta mañana amanecí con un mensaje suyo y hemos estado hablando todo el día, bromeando y sacando a la luz la complicidad que teníamos. Pero ahora me pregunto ¿será demasiado tarde o será el momento de que empiece algo?  Supongo que ya lo descubriré pero por ahora tengo la ilusión de haberme reencontrado con un gran amigo y quién sabe si algo más.

-A.

Para qué sirve una amiga

A algunos se les escapa demasiado rápido un “esa es mi amiga”. Para mí, son los que no saben filtrar y tratar, significa que no valoran lo que es una amistad verdadera y lo que supone. Yo considero que conocidos tengo muchos, a puñados, unos más tratables, otros más especiales, pero lo que son realmente amigas, por las que haría cualquier cosa, las cuento con los dedos de una mano. Las cosas claras. Y si ya son transparentes, mejor. No es algo que trate a la ligera.

Y eso es porque las amigas verdaderas son tan difíciles de encontrar como dos gotas de agua idénticas. Es que no se encuentran todos los días. Ni todos los años. La buena amistad son años de confianza, momentos demasiado memorables y empujones acertados. Es conocerse hasta el punto de saber sus flaquezas y poder predecir sus movimientos. Es hacer terapia durante una ruptura sin importar las horas día tras día, y si es en una azotea con brisa veraniega mejor. Es luchar juntas contra viento y marea y lo que toque. Es saber que realmente va a estar ahí a pesar de las consecuencias porque te lo ha demostrado no una ni cien veces, sino infinitas. Y sobre todo, es saber que va a haber alguien que te diga “basta” cuando nadie más se atreve.

Para mí, una amiga te da la enhorabuena cuando has actuado bien y te pone los puntos sobre las íes cuando lo has hecho mal. Una amiga no te dirá la verdad así como así, en bruto y sin pulir, sino que sabrá pasarla a través de tus filtros más personales porque es la única forma en la que sabe que te calará bien. Porque te conoce casi mejor que tu madre. Una amiga no se limitará a desearte que las cosas “te vayan bonito” sino que participará activamente en tu vida, intentando mejorarla como Dios la haya dado a entender. A su manera, que es la que más aprecias. Ambas sabéis cómo son las personas con las que queréis acabar y, sí, veranearéis todos juntos. Es indiscutible.

tumblr_mxe2wjguAC1rzxgwuo1_500

Con una amiga, siempre tienes unos planes fijos que no harías con absolutamente nadie más. Te da igual. Es un tema inamovible y no negociable. Punto y final. Sería una profanación absoluta incluir a otra persona en ellos. Son momentos vuestros que necesitáis para seguir adelante. Una amiga es aquella con la que vas a un concierto, perdéis a todos para meteros en el mogollón y cantáis como un par de locas. Hasta puede que os emocionéis. Una amiga es la que te convence para ir a un festival de música, después de perjurar que jamás pisarías semejante lugar, y que cuando acabe darte cuenta de que te lo has pasado como nunca.

Una amiga es con la que eres capaz de hacer noche tras noche un mano a mano y no cansarte jamás. Y que cuando os despidáis se preocupa por que hayas llegado de un pedazo a casa porque el taxista tenía pinta rara y olía mal. Pero además de salir de fiesta, una amiga es aquella con la que puedes ir a conocer lugares nuevos. O con la que ir al bar de siempre, al que habéis bautizado con vuestro propio nombre, hasta tal punto que los demás os pregunten si estáis abonadas ahí. Sabes que a ella la puedes invitar a cualquier plan bajo cualquier circunstancia porque siempre será una más.

tumblr_myyi85KMhk1qgc585o1_1280

Una amiga es la persona con la que te quieres ir a vivir. Está ya pensado todo: la zona, cómo va ser el piso y el buen plan que es. La decisión no es casualidad sino fruto de la más pura de las estrategias elaborada durante años porque ya que estamos, hay que vivir al máximo. Que dicen que la vida son dos días, pero si conseguimos estirarlo a tres, las dos sabremos que hemos vencido.

tumblr_mo5hq0SVcM1spgb6do1_500

La que es amiga te pregunta por tu familia, no solo por el rollito del momento. Se interesa por tu trabajo hasta el punto de investigar sobre la empresa en la que echas nueve horas al día e informarse sobre qué se dedica. Hasta se lee los artículos del periódico que hablan de ella.

Una amiga llega a un punto en el que se acaba aprendiendo tu número de teléfono para poder contactarte si se queda sin batería, porque eres vital e imprescindible. También te comentará después de haber ido de compras un par de cosas que ha visto que te gustarían porque se conoce tus gustos a la perfección, por muy distintos que sean de los suyos.

Una amiga no es la que te escribe a todas horas contándote su vida. No es necesario. Es la que te manda un “necesito hablar contigo” y comentáis el problema en el susodicho bar o simplemente os quejáis de la vida con un té (verde, porque sino nada tiene sentido) o sucedáneo de por medio. Es la que con una mirada te ha dicho todo y más.

Una amiga es la que te dice las cosas que no te gustan oír, por muy difícil que sea a veces. Que se preocupa por ti como lo haría una hermana, o incluso más, porque ya es familia. Que sabe lo que te pasa cuando tú aún lo desconoces. Que te escribe cuando os separáis porque lo divertido es comentar la quedada. Que pese al tiempo, la distancia y alguna discusión puntual, sigáis queriendo contaros todas vuestras novedades al más mínimo detalle. Que si una de las dos deja de fumar, pues jode porque el cafecito y el marujeo no serán lo mismo pero qué más da porque se disfruta igual.

tumblr_mtugkdP7zW1qfji2jo1_500

La amistad verdadera no es como el buen vino, que sólo se saborea en la mejor de las ocasiones, sino que es como una botella normal y corriente, porque está ahí, dispuesta a ser abierta y disfrutada a cualquier hora en cualquier día.

– Z

Para López, porque las dos sabemos que el mundo está loco e irradia hostilidad.

Inspirado en “My Little Pleaschhures”, para qué sirve una hermana.

Fotos de Oktoberkind.

Tormenta sideral

El hombre ha sido creado para amar y ser amado. ¿Para qué sirve vivir si no es para crecer en el amor? ¿Para qué sirve morir si no es para dilatar eternamente ese amor? Lo importante no es hacer mucho, sino hacerlo bien; mas para hacerlo bien se requiere mucho amor. No pierdas tu tiempo obrando sin amor.

G. Courtois

Aquellos que han tenido la oportunidad de quererla dicen que te puede hacer la persona más feliz o la más desdichada. Con ella, ese grupo tan selecto admite que no es que puedas llegar a rozar el cielo, sino que saltas a la estratosfera haciendo un triple mortal y siguiendo más allá, pero yo les digo que tengan en cuenta que, cuanto más alto están, más larga es la caída y más doloroso el impacto. Siempre. Y de esos golpes es muy difícil recuperarse.

Estos son sus renglones torcidos, secretos, inigualables. Los que tienen el lujo de conocer muy pocos.

Ella es ella. Ella es única. Ella es una mezcla explosiva.

Es de las que entra como un torbellino y lo pone todo patas arriba. A lo Katrina. Peligro inminente.

Ella es dura. A ella no le afecta nada. O eso le gusta aparentar. No demuestra sus debilidades reales a casi nadie. Tiene algunas superficiales, las que le dan igual que tú sepas, pero hasta que no la llegues a conocer bien, no te darás cuenta de las heridas profundas. Yo tardé mucho en descubrirlas.

Ella le puede plantar buena cara a muchas cosas más que el mal tiempo. Con una sonrisa de esas de oreja a oreja. Le pueden estar machacando el corazón y haciéndoselo picadillo, que sonreirá porque ella quiere aparentar que tiene una corteza de las duras. Pero luego se va a su casa y llora, llora como nadie jamás lo ha hecho, porque su corteza en realidad es tan frágil que es de cristal.

1

A ella le gusta ponerte a prueba. A veces te das cuenta y otras no. No lo hace porque sea retorcida. Todo lo contrario, a veces es demasiado transparente, su cara es un libro abierto. Lo hace porque quiere saber hasta dónde estás dispuesto a llegar por ella. Necesita saberlo para ver si merece la pena enseñarte su yo verdadero, el expuesto y desnudo, al que le pueden hacer sufrir de verdad.

 2

Ella nunca te dirá que la has hecho daño, eso le cuesta un mundo, y sería mostrar cierta debilidad. Pero si que estará todo el rato llamando la atención, creyéndose muy sutil pero siendo todo lo contrario, para que saltes y así te pueda echar la bronca.

Tiene uno de los corazones más grandes que jamás he conocido. Perdona y perdona y perdona. Es de las que da segundas oportunidades, a veces incluso terceras. Pero cuidado. El día que ya se harta de verdad, habrá cerrado tu puerta para siempre, echada con llave que acto seguido la tira al mar. Y eso no se lo deseo a nadie.

 3

La han tratado mal. A veces no lo ha podido evitar pero otras se ha dejado. Todos tenemos nuestro lado masoquista creo yo. Le cogemos un poco de gusto a eso de sufrir. A pesar de todo, ahora ella es feliz y eso me hace a mí feliz.

Con ella he hablado durante horas. Con ella he compartido muchas cosas, pero nunca algo que se asemeje a estas líneas. Cuando nos conocimos, no me cayó bien. Eso ella lo sabe pero es que su fachada esconde a una persona totalmente diferente a la que es. Con ella aprendí el significado real de eso de “no juzgues por las apariencias”. Jamás volveré a hacerlo.

Ella va aprendiendo poco a poco lo que está bien hecho aunque hay momentos en los que tropieza por el camino, pero eso como todos. Ya estoy ahí yo para ayudarla a levantarse. Ella hace lo mismo conmigo. Esa es la buena amistad.

Natural y auténtica, son las palabras que creo yo que mejor la definirían. Como dicen algunos, “es de carne y beso”.

4

Ella es ella, y ella es imposible de no querer.

-Z.

 

Fotos de Hawaiian Coconut