La importancia de decir adiós

tumblr_nkhz2yk7wJ1r1arpmo1_500

Quedemos para hablar. Quedemos para hablar de nosotros. Volvamos a intentarlo, que por un quinto ruedo ya no queda lugar para matarse un poco más de la cuenta.

Hablemos en a ese lugar. No me preguntes cuál, lo sabes sin que lo diga. Ese lugar nuestro en el que se nos olvida la importancia de decir adiós.

Y ahí podemos pintar una historia paralela, un nosotros que nunca fue pero que irónicamente siempre será. Podemos pensar que es posible sentir el tacto a kilómetros unos cuantos centímetros más cerca. Podemos imaginarlo, no hay que esforzarse mucho, solo si nos olvidamos de que yo no soy de dar de más y tú ya estás de menos.

Pero, venga. Decidido. Nuestra historia paralela.

Cuéntamela de tal manera que, si supera la ficción, será realidad. Cuéntamela con esa canción que me gusta de fondo. Sin prisas. Saborea las palabras. Así es más fácil engañarme y hacerme creer que nuestra suma a medias sí que puede acabar de formar un todo.

Y, mientras me la narras, haz eso que se te da tan bien. No me ligues, conquístame. Volveré a caer y lo sabes. Esos ojos revueltos y esa sonrisa torcida serán suficiente distracción. Y, si te da miedo contarla en alto por eso que dicen que las palabras habladas se convierten en verdad, escríbemela. Que escribir es besar con la mente, y tus besos están en mi lista persona de éxitos de verano.

tumblr_morm312D7I1qcpmryo1_500

Descansemos de la culpa y la traición. Desconectemos. Off. Creo que eso se nos puede dar bien y, si no es el caso, no pasa nada, sólo nos ven las azoteas y las estrellas. Somos invisibles, aunque definitivamente no invencibles.

Pero no dejes de contarme nuestra historia de lo que pudo ser. Siempre me gustó el tono de tu voz. Ábreme los ojos de par en par y así yo me soltaré la melena y me pondré el disfraz de las noches de sábado, ese que insinúa ser para otros pero grita a más no poder “sólo para ti”.

Pero sobre todo dame de golpe en el centro de mis debilidades, en mi diana, que yo te devolveré el tiro. Transforma mi realidad pero en una justa medida. No te vengas arriba con el calor.

Inspírame una vez más. Haz que escriba. Haz que me vuelva a encontrar en este lugar. Provoquemos nuestra primera despedida, como dirían los últimos románticos, que sino esto no es ni será una locura real. Y cuéntame esa ficción de cómo nos escaparemos a la casa de tus padres en la playa. Sin que nadie lo sepa cogeremos el coche y desapareceremos del mapa. Veremos de todo porque viajar contigo no es hacer turismo.

Y ahora, a modo de gran final, déjame que te parta el corazón, y a cambio anúdame la garganta. Ya no me acuerdo bien de quién es el turno. A lo mejor esa es la razón por la que volvemos siempre.

Y cuando hayas acabado de contarme cómo funcionará todo esto, no me des media hora más, dame la historia de mi vida. Acaba por prometerme que cuando pases por ese bar siempre te acordarás de mí y yo juraré guardarte un lugar eterno, por mucho que me duela.

Y, aunque pueda que no pueda ser, aunque tenga final firmado y le queden dos segundos para esfumarse en humo, quiero que esto, sea lo que sea, merezca una amarga pena.

– Z

Fotografías: Anónimo, Anónimo

El caos ordenado

No existe ninguna situación en la vida que carezca de auténtico sentido. Este hecho debe atribuirse a que los aspectos aparentemente negativos de la existencia humana, y sobre todo aquella trágica triada en la que confluyen el sufrimiento, la culpa y la muerte, también puede transformarse en algo positivo, en un servicio, a condición de que se salga a su encuentro con la adecuada actitud y disposición.

– V. Frankl

tumblr_ms2f0cngT31qaj6i0o2_1280

Cuando nos conocimos, fuiste de listo. Se veía a la legua que era tu estrategia. Por eso te solté muy digna en esa azotea un “te has equivocado de chica”. Te reíste y tus ojos, de ese color que no he vuelto a encontrar, me miraron tramando algo. “No, he acertado” fue tu contestación. Yo que creí calarte desde el primer instante. Lo que no supe hasta mucho más tarde es lo mucho que en ese momento calaste tú en mí.

Ninguno de los dos sabíamos lo que nos esperaba. Muchas veces he pensado si realmente me hubieses pedido mi número esa noche sabiendo lo que iba a venir después. Y si yo te lo habría dado.

Un tira y afloja. Un día sí y a la semana siguiente, es que ni loca. La cara que le echabas la mitad del tiempo hacía que sintiese tal indignación que perdía el control de la situación. Pero admitiré que cuanto más descarado eras, más me gustabas.

Contigo aprendí que soy terriblemente fiel. Que estaba preparada para seguirte al fin del mundo. Come what may and all of that shit. Aprendí que toda moneda tiene dos caras, que la bonita es genial, pero ay cuando se gira. Ahí vimos los dos que puedo ser cruel. Extremadamente cruel.

Pero la verdad, no sé si era por exceso de ignorancia, jamás falta de inocencia, eso seguro, esos defectos míos te daban igual. Me conociste rota, enfadada con el mundo, e hiciste tu misión reconstruirme. Cuanto más te clavaba el puñal, más me querías “arreglar”. Era mi forma perversa de sentirme querida por ti. Mi grito de SOS en busca de la salvación, por muy efímera que fuese. Never let me go.

tumblr_mwrp0eLF0v1rg92i7o1_500

Sabías de qué estaba hecho eso que corre por mis venas. Sabías qué es lo que unía mis arterias. Sabías darme una de cal y otra de arena en el momento exacto para que siempre acabase volviendo a ti con los brazos abiertos y las defensas bajas. Cosas que nadie había conseguido jamás tú las obtenías en un abrir y cerrar de ojos.

Era nuestra dinámica. Nuestro paso doble irracional, sin ritmo ni compás claro y poco comprensible para los demás. Sin embargo, para nosotros las reglas del juego nunca habían sido tan claras. Era como si las hubiésemos aprendido antes que incluso hablar o andar. Éramos nuestra mejor droga, nuestro mayor colocón, y teníamos claro que no queríamos experimentar eso del síndrome de abstinencia. Dolería más que la propia realidad.

Nos gritábamos a las nueve y a las diez nos comíamos a besos. El problema es que el contrato no estaba en escrito. Era volátil. De todo menos estable. En el fondo los dos sabíamos que el día que comenzamos con lo nuestro, estábamos firmando el inevitable final. De aquí nadie iba a salir de un pedazo.

Creo que el dolor que se siente tras una ruptura no tiene que ver con el tiempo que has estado con alguien. Lo que cuenta es la intensidad de la emoción que te hizo sentir esa persona. Eso es lo que aprendí contigo. La única vez que decidimos ser racionales y dejarlo, fui incapaz de interiorizarlo. Sin ti, no tenía sentido. Pero contigo tampoco. Y tu mirada era un reflejo de la mía. Tú que decías que jamás volverías a llorar.

tumblr_mebq4clq811rybx76o1_500

Al final, como era de esperar, nos quedamos sin fuerzas. Nos consumimos. Juro que fuiste el mejor beso de mi vida, lo tengo grabado a fuego en mi memoria, pero también mi mayor sentimiento de rechazo. A pesar del tiempo que ha pasado, me acuerdo de todo a veces. Veo atisbos de ti en canciones, libros o películas. Llegaste a echar raíces profundas en mí. Fuiste, y sigues siendo en parte, mi inspiración para escribir.

Yo intentaba reinventarme. Tú querías coser tus heridas. Habíamos perdido todo tipo de amor propio, orgullo y demás. Pero a pesar de nuestros esfuerzos, ya no se podía más. Los opuestos se supone que se atraen, equilibrando la balanza. La cosa es que llegó un punto en que nuestra balanza tambaleó tanto que ya la palabra “equilibrio” se salía de la ecuación. Decir que era caótico se queda corto. Y por última vez, fui cruel. Todo lo cruel que pude. No te di opción. Corté por lo sano. Por nuestra salud mental. Se acabó como empezó, en una azotea.

Solo espero que sepas que detrás de los errores, de la manipulación, de la tormenta, de las decisiones difíciles, de la cabezonería, de los secretos, de las palabras envenenadas, del echarte a patadas de mi vida, a mi manera poco convencional, esa que solo entendías tú, te quise con toda mi alma.

Y que después de todo este tiempo, los abrazos rotos, las declaraciones desnudas, las pruebas, los deseos suspirados y siempre olvidados, los “adiós” atemporales, las promesas etéreas, mis tardanzas, tus miradas, y nuestras risas, en cierto modo, siempre formarás parte de mí.

tumblr_mr2aodoBBC1qaf67lo1_1280

– Z

Fotos de Oktoberkind

Madrid al aire libre

Ahora, que con este calor sólo se puede salir por la noche y apetecen cosas fresquitas y además ya tenemos un pie puesto en el fin de semana, os dejo una lista de los sitios que me parecen más apetecibles para ir en esta época en Madrid.

 

1. Terraza del Corte Inglés de Callao.

Se puso de moda entre mis amigas ir a esta terraza, y tengo que decir que no me ha decepcionado en absoluto. A pesar de que pueda parecer pereza por estar en el Corte Inglés, de eso no tiene nada. Se sitúa en la novena planta y tiene unas vistas espectaculares. La oferta gastronómica es muy alta, y con una calidad estupenda. Lo recomiendo para cenar y para tomar una copa.

 

callao

 

2. Terraza del Círculo de Bellas Artes.

Como la anterior, esta terraza cuenta con una de las vistas más espectaculares de Madrid. Esta terraza es más exclusiva y cobran entrada, aunque es puramente simbolica (3€ o 2€ si tienes carné joven).

Se puede ir igualmente a cualquier hora, pero lo recomiendo a la hora del atardecer.

bellas artes1

 

bellas artes 2

 

3. Le Cabrera. (C/ Barbara de Braganza 2)

Es un bar muy agradable, ideal para ir en pareja a tomarse un cocktail. La carta es extensísima y tienen desde los más clásicos hasta sus propias crecaiones. ¡Además destacar que los camareros son de lo más agradable!

le cabrera

 

4. Museo Thyssen

Otro sitio diferente e interesante para tomarse algo es la terraza a tres alturas del museo Thyssen de Madrid.

thyssen

 

5. La Finca de Jiménez Barbero

Por último el sitio que os recomiendo no es como las anteriores recomendaciones, pero es un sitio original del que me han hablado últimamente y que estoy deseando conocer. Está en Colmenar del Arroyo. Es un sitio totalmente recomendable para los que os guste la carne, se ha dedicado al control de la calidad de la carne y los animales consiguiendo lo que han llamado “la carne de la Felicidad” y elaborando un exquisito menú que se puede disfrutar en plena naturaleza.

la finca 2

la finca1

 

-A.