El plan B

Nos dejamos por el camino. Sacrificamos grandes sueños a cambio de lo aceptable. Nos quedamos con la opción fácil, por falta de fuerzas o, peor aún, falta de ganas. Olvidamos que quien no arriesga, nunca gana, y que para poder querer al de enfrente, hay que empezar por quererse a uno mismo. Dejamos que la vida pase y pase y cada 31 de diciembre proponemos el gran cambio que el 4 de enero acaba caducando. Nos desvivimos y nos desgastamos. Posponemos. Retrasamos. Olvidamos.

Y al final nos convertimos en nuestro propio plan B.

tumblr_oav1i9aI6s1qbd0sio1_1280

A todos nos llega un momento en el que podemos elegir ser de los que viven o de los que dejan el tiempo pasar. Y a mí me han abierto los ojos de par en par. Me han demostrado que la vida son dos días y uno te lo pasas trabajando. Que hay cosas que se tienen que acabar para que otras nuevas puedan empezar. Que más vale disfrutar porque el viaje es solo de ida. Que cometer errores es humano y no hay que castigarse de más. Que hay que olvidarse de los que nos hicieron daño porque, créeme, acabarán poniéndoles en su lugar. Y que, sobre todo, los malos sentimientos tienen que ser cosa de otros.

Que los que te quieren para siempre, siempre estarán. Condición necesaria y suficiente. Que hay que levantarse con unas pocas ganas de comerse el mundo para evitar que todo se vuelva gris. Y si llegas al punto de aburrirte, replantéatelo todo porque seguramente no esté compensando.

tumblr_o3ug2mB9ru1v6peo0o1_500

Que cuando empezamos a llorar más de la cuenta, toca celebrar. Celebrar aquellos que están y aquellos que ya no estarán. La cuestión está en que cada uno de nosotros somos el conjunto de las personas que han estado en nuestra vida. Así que quiere a cada uno de ellos y recuérdales, a tu manera. Recuerda que la gente puede sorprender y mucho y verás que los que crees que se han olvidado de ti aparecen para alegrarte un viernes cualquiera. Comparte con los que importan y deshazte de los que no. No te compliques. Y quédate con los que inspiran, esos que sin despegar los labios nos enseñan las mayores lecciones, porque son los que merecen la pena.

Cuando te quedes sin ánimos de seguir peleando, recuerda que lo que fácil viene fácil se va. Hay que luchar y duro. Y gritar ayuda, hazme caso. Disfruta de los pequeños lujos porque su suma es muy grande. Despertarte en la playa con tus amigos, aprender a conducir con tu primo o jugar a las cartas con tu padre a simple vista pueden no parecer mucho pero te aseguro que, con el tiempo, acabarán siéndolo todo.

Y ahora toca poner un pie delante del otro y mirar al frente. No hay que creer en los finales tristes. Todo es cuestión de perspectiva.

tumblr_o3jyvlMz961shc1wyo1_500

– Z

Para Sergio, siempre te echaremos de menos.

Fotografías: Anónimo, James Dean, Anónimo.

Anuncios

Cosas que me hacen sentir bien

Qué le vamos a hacer, el tiempo me afecta tremendamente al humor. Siempre lo he sabido, por eso odio estos días fríos de invierno, lluviosos. Días grises y tristes.

Para animarme he decidido hacer caso a la canción de Sonrisas y Lágrimas “My favorite things” que dice:

“When I’m feeling sad
I simply remember my favorite things
And then I don’t feel so bad”

 Por eso he hecho una lista de cosas que me hacen sentir bien, frivolidades y tonterías pero que me hacen sonreír. Las tendré en cuenta y las leeré durante el invierno para sonreír aunque el día esté gris.

 Os las dejo, para ver si consigo sacaros una sonrisa…

 Un abrazo de un amigo. Releer cartas antiguas. Una tarde con amigas. La sobremesa. Las tostadas con nocilla. Un buen gin tonic. Reírte sola por la calle por un recuerdo. Viajar a un sitio que estabas deseando. Un día de barco. Dar un salto bien grande al agua. Cantar como si no hubiera nadie escuchándonos. Llegar a la cima de una montaña.

Imagen Quitarse las botas de esquí. Recibir un mensaje que estabas esperando. Una sorpresa. Un café con amigas un día de frio. Comer tu plato favorito. Una canción que te trae buenos recuerdos. Ver a alguien llorar de la risa. Que un desconocido te dé las gracias. Un niño el día de reyes. Que te regalen un globo de helio. Una tarde jugando a las cartas. Comerme una buena pizza sin remordimientos.

Imagen Recibir un paquete. Que te reconozcan algo que siempre te han negado. Encontrar dinero en un pantalón. Hacer el regalo que sabes que le va a encantar.  Sacar un 5.0 en un examen que pensabas que habías suspendido. Que tus padres estén orgullosos de ti. Ver fotos antiguas. Ir en el coche con una canción que te encante a todo volumen. Un primer “te quiero”.

Imagen Llegar a casa después de salir y pensar “qué buena noche”. La recena. Comentar después de una fiesta. Ver a un amigo que hace tiempo que no veías. Un fondant de chocolate. Un baño en alta mar. Bailar con alguien especial. Que te feliciten por tu trabajo. Que te digan que no habrá clases un viernes por la mañana. Darte cuenta de que te estás enamorando.

ImagenQue se cumpla algo con lo que llevabas mucho tiempo soñando. Que te toque el trozo más grande de tarta. Ver fotos antiguas. Un primer beso. Conseguir algo que te ha costado. El olor a tu sitio de veraneo. El sol de España y en concreto cuando empieza la primavera. Recibir una carta. La ilusión de tener un ser vivo propio y cuidarlo. Recenar en McDonalds. Un beso robado.

ImagenUna reunión en una chimenea. El olor a campo. Que él te mande un mensaje. Preparar los viajes. Hacer una cena y que a la gente le guste lo que has cocinado. Los besos del aeropuerto. Poder arreglar un error que habías cometido. Quedarte en la cama un día de mucho frio, envuelta en un edredón. Una tarde de peli y manta con amigas. Una buena merienda. Caminar por el centro de Madrid en diciembre con todas las luces de navidad. Que te regalen un ramo de flores.

ImagenDespertarte por la mañana pensando “hoy va a ser un buen día”

 Y a ti, ¿qué te hace sonreír?

 -A.